Mujer desnuda (que se)

Hace muchísimo tiempo que no convivo con nadie, algo que tu has hecho toda tu vida, por lo tanto para mí es muy difícil; es algo que te estoy diciendo desde el principio, pero tu lo estas ignorando. Yo solo he estado con un hombre en mi vida y sabes que te he hecho saber que os odiaba, aunque no es así, me odiaba más a mí por no saber querer o sentir nada por nadie, y no te hablo con doble intención. Que te bese, que te desee, no lo se, es que no lo se, y permíteme decirte, sin que te moleste, que me parece todo un juego divino por tu parte, que me lo estoy creyendo, pero nada mas. Quiero vivir todos los preámbulos de una relación (y no me hables más de la edad), yo aunque te vas a reír y no debería decirte esto, creo que estoy virgen en muchos sentimientos y en muchas cosas, así que te pido por favor que no me digas más que hablo y no me entiendes, porque ya me siento mal de contarte todo esto de mi, y sin embargo no me enfado, no me cabreo no quiero hacerte daño, quiero que te tomes todo esto de una manera relajante, dulce.
Tú llevas toda tu vida viviendo en compañía de una persona. Yo tengo hijos pero no lo he hecho jamás, nunca he sentido nada durante el tiempo que ha durado nuestro matrimonio.
No deseaba expresar nada de esto, pienso que de nada nos sirva a los dos.
Yo solo quería verte, sin saber ni pensar, que podía pasar, ni antes, ni durante, ni después, y me dices que no me desnudo; no me dejas ni de quitarme la camisa.


Leído en la web. Precioso.
Me imagino lo que sufrió esta mujer para abrirse como lo hizo. O quizás sea eso, producto de la imaginación.

Búsqueda en Google de:

Ni buenos ni malos, solo diferentes mundos

Día como mínimo raro por no decir carbrón, y como viene siendo habitual, por las noticias /no noticias de España. Esta vez no le echo la culpa a los españoles/as; con el poco tiempo que tuve para reflexionar creo darme cuenta que esta vez la culpa la tengo yo y quizás me alegre.
En algún escrito anterior me decía que me sorprendía lo tico que soy ya, para bien o para mal.
Llevo unos días sospechandolo, pero hoy, por circunstancias que no vienen al caso, me he dado cuenta lo que ni yo mismo creía. Abandoné un mundo que no me gustaba a la búsqueda de uno nuevo; creía que por estos pagos encontraría algo semejante a lo que buscaba, pero craso error, el de los ticos no es mi mundo, aun a pesar de estar catalogada Costa Rica como el país mas feliz del mundo, por lo que tuve claro que el que yo buscaba ni existe ni existirá razón por la que me propuse, no continuar buscandolo, pero si fabricármelo yo, y estoy sorprendido. Que lo estoy consiguiendo es seguro, si es bueno o malo ya no tanto, aunque tengo la sospecha de que voy bien encaminado.
Llega mi hora de mi atardecer y no lo perdono. Me voy confuso y encima me ha vuelto el dolor de ojos, cosa que había olvidado; para más inri, me encuentro las mesas ocupadas, aunque creyéndome con ciertos derechos, me siento en la mía, eso si preguntándoles a sus ocupantes si les molestaba, cosa que me aseguran que no (siempre he dicho que me admira de los ticos su capacidad de compartir todo, en este caso la mesa, pero igual es la comida, y por que no, la bebida). No es mucho lo que tardo en quedarme solo y con la mirada puesta en el lagarto (montaña que cierra la bahía), reflexiono lo dicho al principio. Puede que deba añadir que también pensé que intentar atraer a alguien al mío, debo de hacerlo con sumo cuidado y no sin antes hacer comprender en que consiste. Vamos que el/la que a él se acerque tenga muy claro a donde va. Sin ser consciente puedo hacer daño y quizás mucho.
Poco tiempo para reflexionar porque se sienta junto a mí, mi amiga (X) (en ella si entiendo que quiera su anonimato cuando la menciono). Esta mañana me había dicho cosas como:

PERO GRACIAS A TI
PIENSO DIFERENTE
HE HECHO COSAS QUE
SOLA NO ME GUSTARIA
HAS SIDO MI APOYO EN TODO
DE VERDAD ES COMO MI OTRA MITAD
AUNQUE EQUIVOCADAS
NO SE SI ME ENTIENDES?

Algo estoy haciendo bien.
Y gracias a ti, amiga mía. Tu también me has dado mucho. Lo nuestro ha sido una simbiosis.
Llega Helena. Me cuenta sus proyectos. Lleva en este país un poco mas tiempo que yo y dice que ya ha aprendido lo suficiente de los ticos como para saber presentarle cara a aquel mundo y que en primavera se ira para España donde piensa vivir durante los meses de verano y aquí los de invierno. Ella es canadiense, aunque ha residido en varios países de Europa, en especial en Francia, y en algunos de África, pero lo que más me admira es la cantidad de idiomas que domina.

Vuelvo con (X) y al pasar por la casa de Javier le digo que me deje. Necesitaba escuchar sus filosofadas/ locuras. Antes de cruzar la carretera veo a Rocío y a su hermana; es ella la que se da cuenta y viene a saludarme. Charlamos, cruzo y me siento con Javier. Al poco llega Cartago y nos cuenta que hacían por allí: A la hermana (veinte años), la madre la ha echado de su casa, y lo han buscado a él para que le solucione el problema. Aunque sabía lo que le iba a responder, no se resiste a resolver el problema pidiéndome que la acoja yo. Cartago sabe de sobra que solo tengo una cama y ningún sofá o similar que pueda hacer de lo mismo. Dan por supuesto que ella se acueste conmigo con todas las consecuencias. ¿De quien no me voy acordar?: de mi amiga casualidad, pero también esta equivocada; por aquí no hacen como en oriente, es un intercambio de favores de lo más lógico. Otro mundo y ya se sabe, a donde fueres has lo que vieres. Yo ya lo voy comprendiendo.
Sigo, porque también me hablan de otro caso, en este, de una vieja (treinta años) que también lo esta pasando mal. De esta siento mas pena; como he dicho es una vieja y no tendrá tantas facilidades como posiblemente tenga la hermana de Rocío.
¿El por qué he escrito esto? No lo tengo claro, pero estoy casi seguro de la causa. Puede que pretenda que alguien, que creo que lo leerá, entienda que el mundo no es fácil ni difícil, y que hay muchos mundos, y que no están ni aquí ni allí. También está el de los que mueren de hambre, pero de eso no estoy hablando.
Nadie nos da nada. Nuestro mundo, y cada vez estoy mas convencido, no lo hemos fabricado nosotros (perfectamente se que aquí no puedo generalizar), y si no te gusta debes de poner los medios para salir de él, y si no lo haces, nunca te quejes.
Lo que para mi es muy natural, para ti es un mundo (se que me repito por enésima vez), pero quizás no sea ni lo uno ni lo otro.

Búsqueda en Google de:

El otro miedo. Salir de un falso mundo que te has fabricado

Se acerca el ocaso. En estos momentos, desde el asiento da la mesa que me ha costado trabajo encontrar (puñeteras fiestas, puñetera la llegada del turismo), lugar perfecto para ver mi puesta de sol, se que no le prestaré atención. Imposible abstraerme y bastante menos dejar mi mente en blanco.
Puto cerebro. No hay quien pueda con él.
Tengo in mente algo que quiero exteriorizar, y es lo que tiene a unas de mis neuronas haciendo la sinapsis a las equivocadas. Si tuviera mi puta computadora, me olvidaría del atardecer y este pensamiento lo transformaría en bit. ¿Y por que no lo hago en mi agenda? (folio con tres dobleces que siempre llevo en el bolsillo). Después de perdidos al río, así que lo saco y sobre la mugrienta mesa, me pongo a escribir.
Leer el restoCreo saber bastante sobre enfermedades de la mollera; precisamente el ultimo libro que he leído, trata de las mismas, y me encantó porque el psiquiatra que lo escribe, viene a decir que el no tiene ni puta idea de que van y las cuenta en supuesto. Bien, en mi subconsciente, por razones obvias, daba por hecho que la peor de todas es la depresión, pero en este momento tengo serias dudas. Motivo: he tratado con una persona que sin ella saberlo, o puede que si, tiene una muy seria y que intuyo debe de ser bastante jodida.
Hablo del miedo. No es enfermedad. El miedo es necesario; es una de nuestras defensas, la percepción de un peligro; pero no hablo del miedo normal, ni siquiera del pánico, del que estoy completamente seguro puede ocasionar la muerte (de pequeño lo sentí una vez hasta el punto de quedar paralizado, y si tardo unos segundos mas en reaccionar, no dudo que el paralizado hubiera sido el corazón), hablo de otro miedo.
Que el pánico te lleva a la muerte… ¿y qué? Estoy convencido de que cualquier martirio es bastante peor que la propia muerte en si, y del miedo que yo he conocido en esta persona te puede martirizar durante toda una vida, aunque no acepte que así sea.
Todos hemos pasado por reveses en esta vida, unos/as lo superan pero otros/as, por la causa que sea, los traumatizan, y no quieren repetir la experiencia y para evitarlo se fabrican un mundo en el que se creen a salvo. Tienen miedo.
Soy impenetrable.
Mi caparazón es muy duro.
Estas frases y una lista, que seria bastante amplia, no he parado de escucharlas estos últimos días.
En este caso en particular, el mundo que se ha fabricado, es muy altruista. Dan, o creen dar, todo lo que tiene por los demás. Es una buena escusa para justificar lo injustificable. Les viene de perlas, porque también, estoy seguro, tendrán sus momentos de lucidez y saben que se están haciendo daño, demasiado daño, pero rápidamente recurren al ¿qué seria de los demás sin mi? Posiblemente algún daño les hagan a esos demás.

Puedo asegurar y aseguro que intente acabar este escrito en la playa, pero me llegó una visita, a la cual no veía desde el año pasado y a pesar de verme escribir, no me dejaba. Conocía su debilidad, así que fui a traerle un Cacique con hielo y limón, pensando me dejaría continuar, pero inútil, cuando me di cuenta, las sombras habían llegado, por lo que lo dejé. Tengo serias dudas de en este momento saber transmitir lo que antes tenia tan claro.

Continúo:
El tiempo es inexorable. En esos momentos de lucidez que mencioné, también verán que los años no han pasado en balde y cosas que no han hecho, otra vez el dichoso miedo, les hace decir que ya no están en edad de hacerlas. Otro pretexto perfecto para encerrarse más en su mundo; en su caparazón. Están convencidas, aunque anhelen todo lo contrario, que es cosa de chiquillos. Y además, ¿que iban a pensar sus allegados? Pensaran que he estado fingiendo durante largos años, o también pueden pensar que estoy loco/a.
Estoy a punto de romper mi caparazón, se que ha pensado, pero paralelo a ese pensamiento esta el miedo y hasta ahora ha podido mas este ultimo.
Ojala consigas vencerlo. Lo de que has desaprovechado una vida es seguro, pero te diré una cosa por si te sirve de algo: yo he, no ya desaprovechado, sino perdido diez de la mía, pero cuando sales, lo haces con tal energía que quieres sacar tajada no ya de un momento, no ya de una circunstancia, sino que al menos yo, cada mañana al abrir los ojos y ver la luz del día, mi primer pensamiento es: estoy vivo, tengo que aprovecharlo, y aunque no todo lo que deseo lo consigo, al menos lo intento; mañana los dioses dirán.
No me considero viejo para nada, menos tomar por el trasero, estoy casi seguro de poder hacer cualquier cosa que haga un joven (con esto no digo que todos los jóvenes quieran o hayan hecho semejante cosa). Posiblemente mas lento, pero lo haría, o al menos lo intentaría (repito, no lo de tomar por el culo).
Pienso que leerás esto. También se que sabrás perfectamente va dirigido a ti.
Bajo ningún concepto quiero hacerte daño, sino todo lo contrario.
Mucho me jodería también, que en caso de no gustarte lo que digo, te sirviera de pretexto para romper los platos con quien nada tiene que ver.
Deseo de corazón, pase lo que pase, te ubiques en el mundo que mejor sea para ti y por favor, cuando digo para ti, no digo para los demás. No vuelvas a traicionarte.
Día que pase es irrecuperable, y al menos en la vida que a mi me queda, no me puedo permitir el lujo de desaprovecharlo. Mensaje subliminal.

He tenido serias dudas en etiquetar este escrito, así que he colocado las tres únicas que he usado desde que empecé este blog.

Añado este video, podrás comprobar, gracias a otra persona. Rompe tus cadenas.


Búsqueda en Google de:

El otro miedo. Salir de un falso mundo que te has fabricado


Se acerca el ocaso. En estos momentos, desde el asiento da la mesa que me ha costado trabajo encontrar (puñeteras fiestas, puñetera la llegada del turismo), lugar perfecto para ver mi puesta de sol, se que no le prestaré atención. Imposible abstraerme y bastante menos dejar mi mente en blanco.
Puto cerebro. No hay quien pueda con él.
Tengo in mente algo que quiero exteriorizar, y es lo que tiene a unas de mis neuronas haciendo la sinapsis a las equivocadas. Si tuviera mi puta computadora, me olvidaría del atardecer y este pensamiento lo transformaría en bit. ¿Y por que no lo hago en mi agenda? (folio con tres dobleces que siempre llevo en el bolsillo). Después de perdidos al río, así que lo saco y sobre la mugrienta mesa, me pongo a escribir.
Creo saber bastante sobre enfermedades de la mollera; precisamente el ultimo libro que he leído, trata de las mismas, y me encantó porque el psiquiatra que lo escribe, viene a decir que el no tiene ni puta idea de que van y las cuenta en supuesto. Bien, en mi subconsciente, por razones obvias, daba por hecho que la peor de todas es la depresión, pero en este momento tengo serias dudas. Motivo: he tratado con una persona que sin ella saberlo, o puede que si, tiene una muy seria y que intuyo debe de ser bastante jodida.
Hablo del miedo. No es enfermedad. El miedo es necesario; es una de nuestras defensas, la percepción de un peligro; pero no hablo del miedo normal, ni siquiera del pánico, del que estoy completamente seguro puede ocasionar la muerte (de pequeño lo sentí una vez hasta el punto de quedar paralizado, y si tardo unos segundos mas en reaccionar, no dudo que el paralizado hubiera sido el corazón), hablo de otro miedo.
Que el pánico te lleva a la muerte… ¿y qué? Estoy convencido de que cualquier martirio es bastante peor que la propia muerte en si, y del miedo que yo he conocido en esta persona te puede martirizar durante toda una vida, aunque no acepte que así sea.
Todos hemos pasado por reveses en esta vida, unos/as lo superan pero otros/as, por la causa que sea, los traumatizan, y no quieren repetir la experiencia y para evitarlo se fabrican un mundo en el que se creen a salvo. Tienen miedo.
Soy impenetrable.
Mi caparazón es muy duro.
Estas frases y una lista, que seria bastante amplia, no he parado de escucharlas estos últimos días.
En este caso en particular, el mundo que se ha fabricado, es muy altruista. Dan, o creen dar, todo lo que tiene por los demás. Es una buena escusa para justificar lo injustificable. Les viene de perlas, porque también, estoy seguro, tendrán sus momentos de lucidez y saben que se están haciendo daño, demasiado daño, pero rápidamente recurren al ¿qué seria de los demás sin mi? Posiblemente algún daño les hagan a esos demás.

Puedo asegurar y aseguro que intente acabar este escrito en la playa, pero me llegó una visita, a la cual no veía desde el año pasado y a pesar de verme escribir, no me dejaba. Conocía su debilidad, así que fui a traerle un Cacique con hielo y limón, pensando me dejaría continuar, pero inútil, cuando me di cuenta, las sombras habían llegado, por lo que lo dejé. Tengo serias dudas de en este momento saber transmitir lo que antes tenia tan claro.
Continúo:
El tiempo es inexorable. En esos momentos de lucidez que mencioné, también verán que los años no han pasado en balde y cosas que no han hecho, otra vez el dichoso miedo, les hace decir que ya no están en edad de hacerlas. Otro pretexto perfecto para encerrarse más en su mundo; en su caparazón. Están convencidas, aunque anhelen todo lo contrario, que es cosa de chiquillos. Y además, ¿que iban a pensar sus allegados? Pensaran que he estado fingiendo durante largos años, o también pueden pensar que estoy loco/a.
Estoy a punto de romper mi caparazón, se que ha pensado, pero paralelo a ese pensamiento esta el miedo y
hasta ahora ha podido mas este ultimo.
Ojala consigas vencerlo. Lo de que has desaprovechado una vida es seguro, pero te diré una cosa por si te sirve de algo: yo he, no ya desaprovechado, sino perdido diez de la mía, pero cuando sales, lo haces con tal energía que quieres sacar tajada no ya de un momento, no ya de una circunstancia, sino que al menos yo, cada mañana al abrir los ojos y ver la luz del día, mi primer pensamiento es: estoy vivo, tengo que aprovecharlo, y aunque no todo lo que deseo lo consigo, al menos lo intento; mañana los dioses dirán.
No me considero viejo para nada, menos tomar por el trasero, estoy casi seguro de poder hacer cualquier cosa que haga un joven (con esto no digo que todos los jóvenes quieran o hayan hecho semejante cosa). Posiblemente mas lento, pero lo haría, o al menos lo intentaría (repito, no lo de tomar por el culo).
Pienso que leerás esto. También se que sabrás perfectamente va dirigido a ti.
Bajo ningún concepto quiero hacerte daño, sino todo lo contrario.
Mucho me jodería también, que en caso de no gustarte lo que digo, te sirviera de pretexto para romper los platos con quien nada tiene que ver.
Deseo de corazón, pase lo que pase, te ubiques en el mundo que mejor sea para ti y por favor, cuando digo para ti, no digo para los demás. No vuelvas a traicionarte.
Día que pase es irrecuperable, y al menos en la vida que a mi me queda, no me puedo permitir el lujo de desaprovecharlo. Mensaje subliminal.

He tenido serias dudas en etiquetar este escrito, así que he colocado las tres únicas que he usado desde que empecé este blog.

Añado este video, podrás comprobar, gracias a otra persona. Rompe tus cadenas.

Búsqueda en Google de: