Mostrando entradas con la etiqueta Ictus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ictus. Mostrar todas las entradas

Ecocardiograma y visita al Neurólogo


Llegó otro día D y digo otro porque tengo la sensación de que han sido muchos en mi vida. El lunes visita al Neurólogo, y llega el lunes, me levanto me ducho y me encuentro tan mal que ganas me dan de no ir. Sabía lo que me iba a decir, pero vayamos por partes:
Habían decidido no ir en el carro, cosa que no me entraba en la cabeza, pero al final creo llevaban razón. En este país todo está muy centralizado, motivo por el que desde Puntarenas salen casi uno detrás de otro autobuses para San José. Antes de tomarlo (Iré teniendo cuidado con la palabra coger) vamos otra vez a la “Clínica” de análisis, aunque esta vez no me tocaba a mí.
Marcha y al salir alguien le dice al conductor si nos puede parar en el CIMA, hospital como los quieren poner en España, es decir, te curo si pagas por adelantado y aunque era directo al pasar por la puerta nos para.


Llegamos bastante antes de la hora fijada para el ecocardiograma pero no debía de estar muy ocupado el aparato porque me metieron al momento. Cuando acaba la Dra le pregunto si la bomba estaba muy estropeada, a lo que me contesta: No está muy mal pero estará mejor el día que dejes de fumar.
¿Y si pasa lo mismo con el neurólogo? Pero no, este llegaba a las tres, hora de mi cita, pero la que estaba en la mesa del digamos recibidor, aprovecha para que rellene y firme un papel en el que viene a decir que si me pasa algo el medico está libre de culpa.


A dar vueltas por el recinto.


Me doy cuenta que aparte de la medicina allí venden de todo y de buena calidad.
El medico llega lee informes, me hace algunas pruebas como tomarme la tensión la cual me dice que estaba muy bien y se pone a escribir, a mano, su informe. Cuando acaba me viene a decir que todo está bien, posible aneurisma, pero que tengo que estar seis meses medicándome pero viene lo que yo me esperaba: Y el fumar ¿cómo lo llevas? Pues de, mínimo dos paquetes y medio que me fumaba voy por unos diez o quince. Pues nada, tienes que dejarlo por completo.
Yo había visto los análisis y preguntado sobre las pruebas, y no hace falta ser ningún experto para saber que tengo lo que es normal en mi edad, hasta la falta de vitamina B₁₂ la principal consecuencia es eso, pero cada vez estoy más convencido de que los médicos trabajan por estadísticas. Dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, síntomas, fiebre entre 38,5 o 39,5 ºC, dolor muscular en brazos, piernas, y un estado de malestar general y cansancio, usted tiene gripe.
No saben de qué echarle la culpa al ictus y no iba a ser menos que no fuera del tabaco.
Con esto no lo estoy defendiendo al mismo. Si hay alguien convencido de que es el vicio más estúpido, ese soy yo, y sobre todo teniendo en cuenta que desde un accidente en la cabeza, no tengo olfato y para que me sepa a algo, lo tengo que hacer con una pastilla de juanolas, pero ninguno te dice que es lo que tienes que hacer para dejarlo aun sabiendo que de todas las drogas es la más adictiva.

Búsqueda en Google de:

Más pruebas para el ictus. Análisis clínicos


Bajo ningún concepto pienso hacer aquí un informe clínico de lo que es mi ictus, este blog es mi diario y de alguna forma recurro a él, pasado el tiempo, para recordar algunas cosas que me han pasado, en este caso los análisis clínicos que me han hecho para que el neurólogo determine las causas. No siendo ningún experto, según leo en los mismos, estoy de puta madre.
También es verdad que en este caso lo hago como ejercicio y para espabilarme puesto que llevo unos días, que no sé como consecuencia de medicación (Somazina, Plavix, Lipitor y Cardioaspirina) tengo el cuerpo tan agotado que solo se me apetece estar en la cama.
También es verdad que me he entretenido en meter un archivo pdf en lenguaje html en el dichoso blog, que cada vez es más difícil de manejar gracias al dichoso Google+ (a Facebook le pronostican los expertos dos años de vida y ahora google quiere imitarlo), con lo cual hago trabajar a la única parte del cuerpo que se deja, el cerebro.
Ayer, más bien arrastrando, fui a la playa, hoy ni lo intento.
Antes de meter esto, Vane había llamado al Neurólogo para contarle lo del cansancio. No estaba, y ahora acaba de llamar y dice que para nada es de las medinas, que puede ser debido a shock postraumático. Otra vez la dichosa depresión o más bien el trastornos de ansiedad.

Búsqueda en Google de:

Sigo con el ictus. Doppler de carótidas y análisis de sangre


Recuerdo cuando era un crio la manía que le tenía a Granada, solo subía a ella cuando me examinaba de lo que antes se llamaba bachiller o en caso de alguna enfermedad (no había instituto ni nada que se le pareciera a un hospital en Motril). Algo semejante me está ocurriendo con Puntarenas y San José.
El ferry me parece la embarcación más lenta que en mundo ha sido. Por aquí están dando una especie de cursillo de patrón de panga y uno de los profesores dice que lo hacen ir lento para que los pasajeros consuman. No creo que sea el motivo, me imagino que será la velocidad de mínimo consumo de combustible. De todas formas siempre hay algo interesante que ver, aparte, claro está, de los mochileros/as.
Para ir a Puntarenas no merece la pena pasar el carro, así que a la
llegada taxi y a los análisis de sangre. Me sacan tres o cuatro botes y a desayunar. Por aquí no se entienden los desayunos sin que sea una comida para subsistir todo el día.
La cita en la clínica para hacerme el doppler, era para las dos de la tarde y aún faltaba bastante, pero decidimos acercarnos por allí a ver si sonaba la flauta, me los hacían antes de tiempo y podíamos coger el ferry de las dos.


Otra vez taxi y salimos fuera de Puntarenas, en realidad estaba cerca de Barranca. Llorada a la muchacha que nos atiende, llama al Dr. Pero le dice que como muy pronto me vera a la una y media. Después del desayuno me había tomado la ración de pastillas y siguen dejándome agotado, así que me siento en el alcorque de un árbol que más bien era la parada de autobuses.


Veo otra cosa que no veía desde niño. Una bicicleta a motor. Mosquito la llamábamos en aquella época. Sin querer pienso en la crisis y pienso que volverán. Se acabaron los BMW.



Ecografía de las arterias que llevan el riego sanguíneo a nuestro cerebro, lo veo en la pantalla  pero no entiendo nada así que al acabar le pregunto al Dr. si estaban hechas una mierda a lo que me contesta que para mi edad están bastante bien. Otra prueba lista. En realidad la que me queda solo la hacen en el hospital de San José en el que me volverá a ver el Neurólogo. Esperemos me la puedan hacer el mismo día que me vea.


Definitivamente habíamos perdido el ferry de las dos así que a esperar el de las cinco. Vuelta a Puntarenas y a hacer un poco de turismo.
En el ferry nos encontramos con Javier y nos lo trajimos en el carro. Se ve que en su pueblo nadie quiere escuchar sus locuras y se vengó con nosotros porque no paró de hablar en todo el camino.
Llegada a Tambor. Como ET. ¡Mi casaaaaaa!

Búsqueda en Google de:

Mis experiencias (por ahora) con un ictus

Aquí se debe ver el ictus

La vida es una cadena de acontecimientos, en el que normalmente unos son buenos y otros malos. Los buenos, te hacen olvidar los malos, y cuando estas en mala racha, te consuelas con aquello de después de la tempestad viene la calma, pero hay momentos en que se rompen todas las reglas y los malos suelen encadenarse uno tras otro hasta que llega un momento que pierdes la esperanza en ver la luz después del túnel.
No he perdido la esperanza, pero estoy muy cabreado conmigo mismo suponiendo soy el responsable de esta puñetera cadena.
Ahora me ha venido un ictus. Debe ser el derrame cerebral más benigno y cachondo (lo de hablar como un borracho me sigue pareciendo, al menos, divertido) que en el mundo han sido, porque según los casos que he conocido y los que me están contando, nada que ver. Lo único que he sentido (y siento) es dificultad para expresarme, lenguaje que me cuesta articular y ser entendido por quien me escucha y dificultad en coordinar mis pensamientos con el teclado, pero en ambos me he dado cuenta de que haciéndolo más lento de lo habitual, algo consigo. También es verdad que suelen repetir y este sea el aviso. Espero que lo próximo no sea el dengue, ahora que estamos en época.
Mientras me hacen una serie de pruebas, me han mandado, me imagino en plan preventivo, una buena cantidad de píldoras, que junto a las que ya tomaba, tengo complejo de gallina picando grano. Ni he leído la utilidad de las mismas, pero lo que si es cierto es que después de tomarme las de la mañana, será coincidencia, siento un agotamiento fuera de lo normal. Desayuno, me vuelvo a acostar, me levanto, me voy la ducha, pero nada. Es a partir de las cuatro o las cinco de la tarde cuando empiezo a resucitar y aún tengo que sacar fuerzas para irme a la playa.




Tengo que hacerme una serie de pruebas para que el neurólogo (creo se pueden contar con los dedos de una mano los que hay por aquí) tenga medios para hacer un dictamen lo más preciso posible. En San José ya pedimos presupuestos. Una vez en Tambor y ya que pago el Seguro Social, pensamos en que me las hagan allí, pero solo me hacen los análisis de sangre y en lista de espera para un mes. Al final pedimos presupuesto en Puntarenas y aunque no todos al final voy allí mañana para hacérmelos. El tema del Seguro Social es un tema aparte. Otro día con más ganas hablaré de él.
Lo de quitarme de fumar, cosa en el que Dr. fue tajante, lo llevo muy mal. No soy capaz de no fumarme ni uno. Claro que con los dos/tres paquetes que me fumaba esto es un verdadero éxito. Si no me quito ahora jamás lo haré.
Bastante esfuerzo he hecho. Continuaré.

Búsqueda en Google de:

Resumen del viaje a Nicaragua. Ictus


Bueno, al final me decidí y fui a Nicaragua, y también me salí con la mía de irnos el domingo. A las siete todos levantados, y sobre las ocho en marcha. Si tengo ánimos describiré día a día per por lo pronto hare una pequeña descripción de lo que ha sido, el por qué no decirlo un precioso viaje
Rezaba porque el camino entre Paquera estuviera lo mejor posible, pero todo lo contrario, camino de carro de bueyes, hasta llegar a Playa Naranjo.
Nos dijeron que echáramos por el Puente de la Amistad y nosotros todo lo contrario, por Nicoya hasta Liberia y después a Peñas Blancas, frontera con Nicaragua. Nos salió bien la cosa.
Dejamos el carro en un parqueo entre las dos aduanas.
Pasamos la frontera de Costa Rica y problemas con mi pasaporte. Pero lo peor es que al salir de la de Nicaragua, el que fuera domingo tuvo sus inconvenientes. No había ningún medio de transporte que nos llevara a Granada nuestro destino final. Al final conseguimos un taxi, que era de Rivas y tampoco conocía bien Granada. Menos mal que el turismo está en temporada baja y hasta cierto punto nos fue fácil encontrar hotel.
Me está costando un trabajo enorme hacer este escrito así que abreviaré.



Segundo día: Viaje en lancha a las isletas. Por la tarde recorrido por la ciudad y acabamos cenando en la calle de la Calzada. Buen ambiente el que había allí.






Tercer día: Viaje al cráter de un volcán, recorrido por varios lagos y al mercado de artesanía de Masaya.




Cuarto día: Recorrido en coche de caballos por los principales monumentos. Fuimos a la fiesta de cumpleaños del FSLN.


Quinto día: Vuelta. Más inconvenientes en la frontera.
El segundo día comí termitas vivas. El tercero tenia dificultades para hablar, fui al médico y me dijo que una reacción alérgica a algo. Inyección y píldoras pero a la llegada a Tambor apenas podía hablar. Yo me lo tomaba a cachondeo porque hablaba igual que un borracho. Ya tarde mi hijo que ya sospechaba algo me dice que no nos acostábamos hasta que no fuéramos a urgencias. Vamos a Paquera y aunque no tienen muchos medios, el Dr. Barrantes pronuncia la palabra fatídica: Ictus.
Dice de conseguirme una panga/ambulancia y le digo que no.
Seguía sin creérmelo y tomándomelo a broma. Pensaba en las termitas que me comí crudas.
Ayer por no llevarle la contraria nuevamente a Vane y a mi hijo, viaje a San José. Mejor hospital de Costa Rica, TAC, neurólogo y definitivamente ictus. Un montón de píldoras a tomar, a volver a hacerme más pruebas y dentro de un mes me vera de nuevo.
No coordino mis pensamientos con el teclado así que llegar hasta aquí me ha costado un huevo.
De todas formas me sigo riendo de las cosas que me pasan. Sobre todo de la forma de hablar.

Con posterioridad describo los días que pasamos en Granada:

Viaje desde Tambor de Costa Rica a Granada de Nicaragua
Primer día en Granada, Nicaragua. Visita a Las Isletas y recorrido por la ciudad
Segundo día. Masaya, volcán, Laguna de Apoyo, mercado y taller de artesanía
Ultimo día en Nicaragua. Visita al Mercado Municipal, paseo en coche de caballos y fiesta del FSLN

Búsqueda en Google de: