Este no es mi mundo. Participación en las elecciones europeas


La verdad sea dicha me relaciono con bastante poca gente, pero cuando he hablado con cualquiera de ellas sobre cómo va la economía, todos dicen que muy mal y no hay uno que no le eche la culpa a los políticos (sean de derechas o de izquierdas), no en vano los partidos políticos, el Gobierno y los sindicatos, son las instituciones peor valoradas.
Estas últimas semanas en las televisiones, en especial en las noticias nos han estado dando el coñazo con las elecciones europeas y todo lo que nos han dicho los candidatos de los distintos partidos políticos es lo machistas que son los de las formaciones contrarias, nada sobre Europa o sobre las soluciones para que levantemos cabeza.
Por una simple regla de tres, animadversión hacia los políticos, Europa gran culpable de cómo nos va, imbécil de mí, me decía: La abstención va a ser sonada, pero me quedo de piedra al ver que ha sido 54,16 %, similar a la de los años anteriores [zona de gris del gráfico (Pertenece a España)]. No solo eso sino que en el conjunto de la UE, sube.
Nada me extraña, puesto que todas las personas a las que he mencionado antes, se quedaban asombrados cuando les decía que yo no iba a votar, como si fuera un bicho raro que no cumplía con sus obligaciones democráticas, y yo me digo en primer lugar ¿esto es una democracia? Para dar mi opinión recurro a un escrito que no es mío y que metí hace tiempo en este blog, y segundo, si los políticos son tan malos ¿como coño voy a votarles?
La verdad es que me sorprende de la forma que veo este mundo y de cómo la ven los demás. Que los dioses nos cojan confesados.

Búsqueda en Google de:

Por fin al urólogo. Cita para cistoscopia uretroscopia


Pasados veinte días desde que el médico de cabecera me mandara las capsulas para la hiperplasia (inflamación de la próstata), vuelta a su consulta. El escocerme para orinar, y el levantarme por la noche, siguen igual (dicha la verdad ahora me estoy levantando menos veces), pero él me dice que siga tomándome las píldoras y que vuelva después. Ya me cabreo y le digo que de una vez me mande al urólogo, no opone resistencia y me dice que me va a mandar al Hospital de San Juan de Dios (me extraña que todavía lo sigan utilizando para dar este servicio) que tardan menos en darme la consulta.
Ya he estado más de una vez en él, pero ahora no sé si es que lo están remodelando, Hospital de San Juan de Dios. Gran parte de las palmeras se han secado me imagino que por la plaga de dichoso escarabajo y todo estaba en obras.
Han quitado todos los cuadros que había en la pared


No es mucho lo que tardan en llamarme sobre la hora de la cita. Muy amble el médico y aunque tenía razones para ponerme pegas (abandone las revisiones), al momento me manda más análisis y cita para que me hagan una cistoscopia urestroscopia, según el para descartar que sea la próstata.
Parece que ya he entrado en el calvario de los hospitales.

Búsqueda en Google de:

Bañarse en agua fría. Es psicológico


Que es psicológico, lo sé, pero me ha sentado muy bien.
Cuando estaba en mis horas bajas allí en Costa Rica, pensaba en agua fría. Pensaba en donde podía encontrarla para bañarme en ella, y por más que lo hacía no se me ocurría nada. El agua de la ducha, el agua del mar, la del rio y la de la lluvia estaban aproximadamente a la misma temperatura, y enfriar agua en el frigorífico no me parecía la mejor idea. Tampoco tenía bañera donde echarla.
El que pensara en bañarme en agua fría tiene su explicación. En alguna entrada habré escrito que en los peores momentos de la depresión mayor que pasé, pensé que solo había dos caminos, intentar salir de ella o el otro (que no quiero ni mencionar) y para intentar salir pensé, no sé por qué se me ocurrió esto, en por la mañana al levantarme, tirarme a la piscina. Ya había pasado el verano, y en otoño y en invierno estuve haciéndolo hasta que me dio un dolor en la nuca que no se ni como llegué nadando a las escaleras. Hasta ese dolor, que yo achaque a una hipotermia (había días que la temperatura ambiente era de 0º o menos), no dejé de hacerlo porque notaba una mejoría que ningún antidepresivo me había dado. Sinceramente creo que fue lo que me hizo salir de ella.
Al llegar a España lo primero que hice fue ducharme con agua fría, pero no era lo mismo.
Con la piscina con unos 70 cm hoy no me he aguantado y me he bañado. Repito lo que he dicho al principio, que bien me ha sentado. Será el efecto placebo, pero bienvenido sea.

Búsqueda en Google de:

En España no pasa nada. El paraíso de la felicidad


Sigo sin ver la televisión, aunque no hay quien se zafe de los telediarios porque saben más que lepe y variar la hora de la comida es muy difícil y es justo a esa hora cuando te los ponen. En lo primero que me llaman la atención es que todos dan exactamente las mismas noticias, es como si alguien se reuniera a primera hora con los responsables de los mismos y les dijera: Estas son las noticias que hay que dar hoy, y dan exactamente las mismas al medio día y por la noche. Es peor que la censura con Franco. El censor se limitaba a tachar en rojo lo que no se podía decir, pero ahora te dicen lo que tienes que poner y la forma de decirlo. En realidad no hace ni falta que te lo digan porque si te sales de las normas que marca el que gobierna te hunden, bien quitándote la publicidad o por otros medios que socaban los cimientos económicos del medio, y si es el periodista el que se la salta va a la puñetera calle (Y más con la reforma laboral) por no seguir la línea editorial del medio.
Me escamo y recurro a Reporteros sin Fronteras y veo la y me encuentro a España en el lugar 35. Vengo de Costa Rica, un país de los que por aquí suponemos bananero y resulta que está en el puesto 21. Pero no solo es Costa Rica, por poner países que nos son más conocidos, tenemos a Estonia en el 11, Irlanda en el 16, y paro de contar. Por supuesto por detrás de nosotros esta Papua Nueva Guinea y otros similares.
No digamos los anuncios, desde un BMW que solo vale 30.000 € hasta toda clase de cosméticos. ¿A quién irán dirigidos?

Me asombro como con tantos casos de corrupción, aquí no va a la cárcel ni dios, y dimitir no está en el lenguaje de estos personajes. Es impresionante con la cara dura que dicen que ellos no saben nada del asunto. y según España se encuentra en la posición número 40.
Está claro que hablando de percepción, aquí todo el mundo percibe dos justicias la del que rompe un escaparate (No sé si llegara a aprobarse pero aquí pretenden que todo lo que era falta por ) y la del que roba grandes cantidades de dinero y no hay juez que se atreva a meterle mano.
Volviendo a la televisión, hay una manifestación de miles, o incluso millones de personas y aquí las noticias no dicen los motivos de las mismas sino la cantidad de antidisturbios que fueron heridos por esos salvajes manifestantes.
Con toda la cara dura dicen que ya en España se están creando puestos de trabajo.
No acabaría de como percibo yo España, sin embargo con la poca gente que he hablado, me da la impresión de que viven como Alicia, en el país de la maravillas.
Cada vez creo más firmemente que este no es mi mundo. Lo tengo bien jodido.

Búsqueda en Google de:

A mi amigo Quique, un personaje interesante


En mi anterior blog, solo tenía tres etiquetas y todo lo que escribía las englobaba dentro de ellas, en este empecé aumentando el número y pronto me di cuenta que había hecho una tontería puesto que unas sé que no volveré a usar más y cuando me doy cuenta que tenía que colocar una nueva tendría que retroceder casi al principio para colocarla en otros escritos cosa que Blogger no lo ha puesto fácil.
La etiqueta que me falta es “crisis” y creo que a partir de este la pondré.
Hoy voy a hablar de Quique, más bien voy a copiar puesto que él se describe bastante bien y es una víctima de la crisis aunque hasta ahora no he visto a nadie que se lo tome con tanta filosofía. Leía mi anterior blog y después de camuflar este para que algunos lectores que no me hacía puñetera gracia que me siguieran, no sé cómo dio conmigo.
Estando en Costa Rica recibí un comentario (por culpa de blogger ha habido un tiempo que no se han podido meter y desde que existe Facebook la gente no se molesta mucho y con un i like es suficiente y no le dan mucho trabajo a la imaginación/comunicación) que decía esto: Realmente es una extraña casualidad que después de 2 años que hace que intenté contactar contigo (cuando te iban a operar por primera vez, por cierto espero que estés recuperado del todo) cuando decidiste cerrar el blog, y ayer me encontré con la sorpresa de seguías con él.
Extraña casualidad, porque mi intención al contactar contigo era preguntarte algunas cosillas de la vida allí y lo que son las casualidades de la vida, te vuelvo a encontrar a un mes vista de mi viaje a Costa Rica.
…, muchas gracias por este blog.
Un saludo de un paisano (andalú), Kike.
Como es lógico me escame y le pregunte por su vida resumiendo esto es lo que me dijo:
En cuanto a lo mío, es bastante simple, estoy hasta los cojones de la vida que llevo hasta ahora y a esto le tengo que dar un cambio radical, estoy hasta el moño de seguir los dictados del sistema e ir con la manada de ovejas, no es que me vaya a rebelar contar el sistema, simplemente voy a intentar alejarme de él.
Como te dije tengo 45 años, estoy casado y tengo un niño de 4 años, estudié la carrera de informática en la universidad de Extremadura y Córdoba, terminé la mili en el 92, y la primera en la frente, me pilló la crisis del 93 y hasta el 95 parado, en el 95 trabajé 2 años de programador en una empresa en Córdoba, ahí descubrí que la informática no me gustaba, no se me daba mal, pero no me gustaba; en el 97 empecé a trabajar de vendedor de productos para los marmolistas (como ves el cambio fue radical), no me gustaba, pero tenía bastante libertad de movimiento y con el boom de la construcción no se ganaba mal, pero la presión era tremenda, desde octubre del 2009 estoy parado y me he dedicado a amo de casa y a criar a mi hijo, bueno en unas entremedias he trabajado para el INE durante 4 meses.
De todo ello extraigo una consecuencia, toda la puta vida corriendo, con el corazón que se te sale por la boca, nadie está contento con nada, trabajando toda la puta vida sólo para pagar facturas y no tener nunca un duro para poder invertirlo en tu bienestar; encima el panorama de España es para salir "jullendo", sin jubilación y todo ¿para qué?, si al final vamos a ir al mismo sitio.
La cuestión es que mi idea era que cuando me quedara parado en el 2009 me iba a ir a Costa Rica, para ver las posibilidades que había, pero se plantearon 2 "problemas": 1º mi mujer por aquel entonces funcionaria interina (administrativa de la universidad), me dijo que ella nanai de la china (es una urbanita consumada y una ferviente PRO sistema) y el 2º (bendito problema este) es que estaba embarazada e íbamos a tener un crío que vino a finales del 2009.
El primero si era un problema... totalmente soslayable, tú aquí, que yo me largo, pero con la llegada de mi hijo estaba claro que no me iba a ir, al menos de momento.
Decidí posponer la aventura hasta que fuera un poco mayor y de paso encargarme de criarlo, así lo he hecho durante 4 años y de paso liberar a mi mujer para poder prepararse las oposiciones de "su" plaza.
Estas navidades aprobó sus oposiciones (falta todavía por confirmar su plaza, pero lo damos por hecho) y así yo me aseguraba que por lo menos el futuro de mi hijo estaba garantizado económicamente (si las cosas no cambian), no es un sueldo muy alto pero da para comer a secas.
Y a partir de ahí empecé a moverme, mi intención es ir a visitar Costa Rica para ver; no voy con ninguna pretensión, ni con nada concreto, simplemente voy a hacer una primera toma de contacto con el país y ver qué posibilidades hay.
Sé que muchos han venido y se han creído que allí todos los días son domingo, que aquello es el paraíso, que era Jauja y se han pegado una hostia de campeonato, yo NO voy a ser más listo que ellos y probablemente me la dé; pero mis expectativas son otras, yo no aspiro a hacerme de oro y creerme que voy a pegar el pelotazo, simplemente a llevar una vida tranquila en un sitio tranquilo y apartado, buscar algo que me dé para vivir, a secas y poco más.
Mi intención es ir del 27 de febrero al 25 de marzo, recorrer todo el país (o lo máximo que pueda, ya que voy en transporte público, con mochila y buscando cabinas - el presupuesto no da para más-) para buscar un sitio (lo más alejado posible del turismo) que me guste y más adelante poder instalarme allí.




Quique estuvo en Costa Rica, casi nos hemos cruzado, el yendo y yo viniendo y creo que no es su país.
Hace unos días vino a Granada y dijo de venir a verme. Le di la dirección pero advirtiéndole que como no tuviera GPS no llegaría pero he aquí unas de sus cualidades, miro en Google Earth, memorizo el camino y llegó a la primera. Memoria fotográfica fuera de lo común porque amigos míos a los que les había dado un plano para que llegaran, agotaron la gasolina y no llegaron.
Venía con su mujer y su hijo y es poco lo que estuvieron aquí porque ya era tarde y tenían que seguir camino, pero el tiempo suficiente para darme cuenta de su filosofía de vida. Difícilmente entrará en una depresión. Se toma la vida como a mí me gustaría tomármela.
Espero no te molestes por este escrito.
Si acaso vuelve a probar los comentarios.

Búsqueda en Google de:

Veinte días de medicación para la supuesta hiperplasia


Van pasando cosas.
In mente me alegraba que el médico me hubiera dado veinte días para volver a verlo, días que son los necesarios para tomarme las píldoras y que él descarte o acierte que mis problemas de micción son de una inflamación de la próstata. Eran veinte días que en teoría no tenía que salir de aquí, o dicho de otra forma no tenía obligaciones, sin embargo ya he salido dos veces de la parcela. Dos veces que no han tenido que ver con médicos ni con gaitas necesarias.
Salir para mí es un martirio, las neuronas todavía no las tengo preparadas para un acto tan simple como salir de compras. El hecho de cambiarme de ropa me parece un gran esfuerzo. Tengo que ir al psiquiatra, pero no me decido a hacerlo hasta tener bien claro que es lo que tengo que decirle. Sobre todo no me entra mucho en la cabeza que todavía sufra las crisis de ansiedad que estoy padeciendo.
Sé que lo hacen para que no piense y tenerme entretenido, pero yo creo que es peor el remedio que la enfermedad.





La primera vez que me sacaron fue a comprar pinturas. Con aquello que había dicho que sobre todo el porche y la fachada que da al olivo tenían un mal aspecto se han propuesto dejarlas en condiciones. Compramos pintura pétrea y “pos ya que” que estamos allí digo de comprar pintura para la piscina que también la que tiene deja mucho que desear. Cerca había una tienda de productos del campo y vamos a ver si tienen algo para matar el dichoso . Ya se ha cargado una y lo hemos visto visitando otra.
Ya puestos compramos abono y tierra para sembrar plantas.


Cuando comemos en el porche las riparias no han echado los suficientes brotes como para dar sombra y hacen un invento, colocando sombrillas de playa de forma que podamos aguantar al astro rey que estos días está pegando bien. Me dicen de ir a comprar una tela que normalmente se usa para cercas y con ella hacer una especie de techo colgado a las pérgolas. Ni puñeteras ganas de salir pero por “no hacer el feo” con la ropa de estar por aquí, voy. Vamos por unas rotondas que en su día hicieron entre los pueblos periféricos a Granada pensando en polígonos industriales y donde después de llegar la crisis no han construido una puñetera nave. Cuánto dinero se ha tirado hacen cosas innecesarias, como aeropuertos en el que no aterriza un puñetero avión y trenes de alta velocidad donde no se sube un pasajero.
Lo que es no tener el cacumen en condiciones, tenía la sensación de que el tío que nos vendía la tela me iba a regañar por lo que le huía.



También han sido unas fiestas exclusivas de Granada, , y parte de los aquí vivientes fueron a las mismas, más que otra cosa por cumplir con compromisos ineludibles (No sé de donde la gente saca dinero para tanta fiesta). Parte de esos compromisos han estado hoy aquí y aparte de domingo ha sido da de invitados. Muchos años hacían que no veía a una digamos sobrina mía, Lauri. Lo más socorrido, barbacoa.
También ha estado por aquí Quique, pero de él creo hablaré otro día.

Búsqueda en Google de: