A mis, por llamarles algo, ex compañeros de trabajo


Han sido unos días muy extraños os últimos que he pasado. Castración de Fideo, mezclarme con la civilización, cabreo con telefónica por querer tomarme por estupido y algunas mas. Cuando me ocurren estas cosas, se que a continuación me viene el cansancio mental consecuencia de esta maldita depresión que ya daba por pasada. No he tenido ni ganas de acercarme por el blog en el cual encuentro tanto desahogo. Hay una cosa que me hace sacar fuerzas del fondo de mi alma, y es cuando me toca ir a por las medicinas. Le tengo terror a quedarme sin ellas, prueba evidente de que aun no tengo claro el haber pasado el temporal.
Antes de coger la moto para irme al pueblo, decido solucionar uno de los anteriormente citados problemas; tengo obstruida la tubería de saneamiento, debido al dichoso detergente que creo solo se utiliza en esta mierda de país llamado España. No estoy al tanto de teléfonos, ni del tipo de funcionamiento, que mi antigua empresa tiene para semejantes labores, así que llamo a Julio, antiguo subalterno mío, para que me asesore. No podía ser menos que estuviera en una reunión y que después me llamaría. Pospongo mi viaje a la espera de su llamada. Cuando pasa el tiempo y no lo hace, lo llamo yo; me dice que los camiones de la empresa, no pueden venir porque su personal esta de reconocimiento medico; también es casualidad, y cuando le digo que llame a otra de las empresas que nos trabajaban, me dice que no puede hacerlo, porque le iban a pedir una cantidad de datos que es imposible que el los pudiera dar. Tan difícil me lo pone que pienso si no me pedirán el certificado de penales. Llamo al teléfono que me ha dado y al darles mi nombre, ni siquiera me preguntan la dirección; querían venir sobre la marcha, y les digo que vengan mañana. Si, amigo Julio, ni siquiera me han pedido la dirección. Aun hay alguien que se acuerda de mí sin temor. Me voy a dirigir a mis ex compañeros y ya con eso los elevo de categoría.
En primer lugar a ti Julio, puesto que contigo ha empezado la cosa. No pensaba complicarte la vida en absoluto, pensaba pagar religiosamente el servicio del camión. Tu que siempre has presumido de valiente, aunque te pasa igual que a Fideo (Perro vagabundo al que acabo de adoptar) mucho ladrar y poco morder. Al igual que todos le seguís teniendo un miedo atávico a los catalanes, y en este caso has pensado que Marcos podía sospechar que me hubieras hecho algún favor que perjudicara a los ladrones que gestionan los intereses de los granadinos (Esto ultimo no lo digo yo, lo dice un concejal del Ayuntamiento de IU, que a su vez es consejero de esa empresa). Me da pena que siempre andéis con la diarrea a flor de mente. Sabes muy bien que ni antes ni después del desembarco de los catalanes, me he aprovechado de la empresa. Si hay alguien que haya venido a hacerme algo, caso de Antonio Sánchez, ha sido a nivel particular y si no me han cobrado, lo han hecho en horario fuera de su trabajo. No despotriques delante de los demás, sabes perfectamente donde vivo y puedes venir a decírmelo personalmente al igual que yo lo estoy haciendo.
Ya que he mencionado a Marcos, me voy a dirigir a él: En primer lugar gracias por los acuses de recibo de los correos que te he mandado y no vayas a decir, que no los has recibido, porque al igual que en lo que se refiere a redes de agua, en lo que es a informática te doy veinte vueltas. ¿Sabes acompañada de qué se come la educación? Yo presumo de equivocarme poco en el primer concepto que tomo de una persona, pero contigo derrape de cojones. Otro valiente. Se atreve a tirarle los papeles a la cara a un Jefe de Obras de una subcontrata, porque sabe que tiene que aguantar mas carretas que él y no puede imponer sobre uno de sus subalternos, en este caso una mujer (Has acertado, me refiero a Flor) su autoridad y se deshace de ella mandándole el muerto a otro, en vez de resolverlo él. ¿Sabes como funciona una reductora? ¿Me puedes decir en que has mejorado las redes desde que yo las deje? ¿Sabes que si alguna vez reventara la arteria, no te funcionaria ninguna válvula de cierre de los depósitos? ¿Sabes que la tubería que habéis metido por la puerta de vuestra casa no tiene ningún sentido mientras no se complete? ¡Que coño vas a saber tú! Sin embargo si sabes dilapidar el dinero de los granadinos, proyectando otra arteria para la ciudad que puñetera falta que hace. Claro que el único modelo matemático de la red que existe lo tengo yo, y tu no lo tendrás en la vida puesto que es tal tu desconocimiento de la misma que nunca podrás hacerlo así que no se en que te has basado para decidir semejante disparate ¿No habrá ganancias encubiertas? Bien podías renovar la existente que buena falta le hace. Lo tuyo, hay que reconocerlo también es una desgracia, porque no te mantienen ahí por lo que vales sino porque firmas hasta tu pena de muerte si te lo piden. Ya sabes aquello que me decías que trabajabais al filo de la ley, a lo que yo digo que os pasáis un montón. Si tienes el valor de contestarme, diciéndome que eso es mentira, te aseguro que publicare todos los delitos que has cometido en un sitio público como este para que me puedas llevar al juzgado. En cuanto a que no hace falta esa arteria acepto un debate en el foro que tu decidas.
Cambio y le dedicare unas letras al que fue el hombre de paja de los políticos y de la empresa. Miguel Rodríguez. El mayor chupa poll…(No termino de ponerlo por respeto a los treinta o cuarenta visitantes diarios que tengo) que he conocido. Jamás defendió a los que estaban a sus ordenes. Bastante desgracia tiene que no saber hacer otra cosa en la vida que las funciones que he descrito. Sigue yendo por ahí porque no sabe encontrar otros alicientes en la vida. ¡Pobre hombre!
Solo voy a mencionar a dos ex compañeros mas porque si no voy a aburrir a cualquiera que se acerque por mi blog. Os toca a vosotros Mario y Antonio (Si, López Rubio). Aparte de que nunca os habéis preocupado de mi enfermedad, cosa que incluso dudáis la haya tenido y para que salgáis de dudas podéis preguntarle a Isidro, una de las pocas personas a la que estoy agradecido, sabéis que llevo mas de dos años encerrado aquí, y no habéis tenido el detalle de llamarme no ya para ofrecerme ayuda, sino para disimular que os dabais de amigos. También os tengo pena, debe ser otra desgracia andar limpiándole la mierda a los que os han puesto de jefes. Yo por lo menos cuando vuestro amigo Miguel, quiso ponerme en otro trabajo, tuve los cojones de decirle que no daba golpe mientras no me dieran el trabajo que tenia antes de darme de baja y además con la misma categoría que le habían dado a los dos que me sustituyeron, que en aquel entonces eran Ana y José Maria Ogando. Si tenéis duda de esto podéis preguntarle a Vicente Redondo, que por cierto es otra de las pocas personas que ha mantenido su dignidad y también del que guardo un buen recuerdo. Solo os deseo que os sea leve hasta que os jubiléis.
Es curioso, que aunque también me gasto algunas putadas, el único que ha venido varias veces a verme, es Antonio Mesa: Marcos te aseguro que no hemos hablado del trabajo así que no vayas a tomarla con el.
Conclusión final; para vosotros claro, estoy loco. Prefiero mi locura a vuestra estupidez.
PARA LOS IGNORANTES QUE POR PRIMERA VEZ ESTAN VIENDO UN BLOG. SI QUEREIS REBATIR ALGO, AQUÍ DEBAJO PONE Comentarios, PINCHAR ENCIMA, Y O BIEN COMO ANONIMOS, U OTROS Y ME ESCRIBIS TODAS LAS BARBARIDADES QUE SE OS OCURRA.

Búsqueda en Google de: A mis, por llamarles algo, ex compañeros de trabajo

El obsequio de la oportunidad


Querida Dedie: Mi psiquiatra me decía que las mujeres tenéis lo que comúnmente se conoce como sexto sentido mucho mas desarrollado que los hombres. Esto que yo ya lo sabía, hizo que me reafirmara en mis creencias. No puede ser coincidencia que en estos días, en los que me encontraba fatal (Esta mañana ha amanecido con una lluvia pareja y sin tormentas y parece que estoy mejor), Tres mujeres se hayan acordado de mi. Una de la que no voy a dar datos, me llamo por teléfono interesándose por mi estado. Tengo configurado el blog de tal forma, que cuando alguien me pone un comentario en él, recibo un correo. Estaba en la cama, cuando escuche el aviso de que había recibido uno, aunque no me levante, estaba convencido de que era un comentario tuyo. Seguí en la cama pero mas reconfortado pensando que te habías acordado de mi. Te vuelvo a repetir que no lo había comprobado, pero después cuando me levante evidencié lo que para mi era seguro, y date cuenta que lo pusiste a una hora que no es normal en ti. Puede que yo también lo tenga algo desarrollado, porque lo que si es verdad es que no creo en las meigas, aunque según vosotros haberlas haylas. Por la noche fue Rosa la que me llamo por videoconferencia y también me resucitó.
Después de esto quieres que me dirija a mis compañeros pidiéndoles perdón. Si vuelves a leer el escrito en el que me dirijo a ellos, les digo que le pregunten a Isidro, medico de empresa, para que les confirmara que yo había pasado una depresión. Te voy a contar el por qué los envío a él. Ya en este mundo me da igual todo, aunque si me molesta ir de victima por la vida, así que lo tomas como una información de la que tu sacas tus conclusiones.
En plena depresión, una mujer que había pasado otra, me dijo que ella volvió al trabajo, y la relación con sus compañeros le hizo salir de la misma. Aún en contra de la opinión de mi psiquiatra, yo hice lo mismo. Me hundieron tanto que fui en busca del citado Isidro llorando a lágrima viva, pidiéndole que hablara con ellos para explicarles lo que era una depresión y que me dejaran tranquilo. Esa fue el clavo mas cercano que encontré, después lo que hice es recordar los consejos del psiquiatra y volvi a dejarlos en su mundo.
Cien mil veces solo antes que mal acompañado.

Un abrazo

Búsqueda en Google de:

Familia y amistad en el mundo en el que nos ha tocado


Decía en la presentación de este blog que también es verdad que aquello que ya ni estaba en tu mente, ni esperabas que ocurriera, sucede, pues bien, ayer me sucedió uno de estos casos. Estuvo a verme uno de mis hermanos acompañado de su mujer. Ella trajo la comida preparada y pasamos el día charlando de temas varios y es posible que desfaciendo entuertos.
Tengo que decir que somos cinco hermanos y cada uno con un carácter completamente diferente al otro, pero lo que creo que mas nos distingue es lo desunidos que siempre hemos estado. Durante mis largos años de depresión, por lo menos a mi ninguno me llamo para preguntarme como me encontraba, cosa que hasta cierto punto comprendo, puesto que como norma general la gente sigue sin considerar la depresión como una enfermedad.
Quizás en mis horas mas bajas, recibí una notificación de la abogada de mi ex diciendo que pedía la separación. Ya venia notando que ella se estaba alejando de mi y me decía hacer cosas que jamás he hecho (Sobre las cosas que me achacaba en su momento escribiré), pero que en mi estado ni me defendía, y no eran mi prioridad puesto que la prioridad de un depresivo, para bien o para mal, es su propia enfermedad. Si hundido estaba, al recibir la citada notificación, creí estar en otro mundo en el que esas cosas no podían pasar. Fue mi psiquiatra el que me despertó y me dijo que por mi bien fuera yo el que la abandonara, motivo por el que me vine a vivir a la casa que teníamos en el campo. Si he subsistido a todo esto, ya no hay temporal que me hunda. Fueron muy duros los primeros días que pase aquí. Agua pasada.
Si durante la depresión, comprendía que nadie se acordara de mí, ya no tanto que en mi soledad nadie lo hiciera, o por lo menos que al menos que me preguntaran que nos había pasado para llegar hasta el punto de separarnos. Se que ella iba y aun sigue diciendo perrerías sobre mi, pero nadie pregunto mi versión, ni me ofreció ayuda en momentos tan difíciles. Conste que estoy generalizando pero de aquí saco a mis hijos. Me refiero a mi familia y a los que yo consideraba amigos.
Pasa algo de tiempo y la primera visita que recibo es de la hermana predilecta de la que había sido mi mujer. Siempre se lo agradeceré y en especial los ánimos que me dio. Segunda visita, la otra hermana. Esta ya ha estado aquí dos veces. Igualmente agradecido. Cosas veredes Sancho.
De mis hermanos ni noticias.
Pero hete aquí que un día recibo una llamada de mi hermano menor al que habían convencido los otros para que lo hiciera (Para mi es al que mas quiero y la mejor persona con diferencia sobre los demás), diciéndome que bajara a firmar para una herencia. Fue tal el cabreo que estando en la consulta de mi medico hice un escrito, en el que no utilice, creo yo, ninguna palabra bonita. Algún día la publicare aquí.
A partir de aquí al poco vino a verme el hermano que eligieron de mensajero con su mujer y uno de sus hijos, cosa que también agradecí mucho y desde entonces mantenemos una relación que puede que nunca hayamos tenido.
Al cabo de los dos años como he dicho al principio ha venido el otro. Las que estoy seguro que jamás vendrán, serán mis dos hermanas, entre otras cosas porque son unas arpías. Ellas fueron las promotoras del movimiento de la herencia.
De los que yo tenía por amigos, a pesar de yo siempre decía que me sobraban los dedos de una mano, ni visita ni noticias.
Creo que ya lo he escrito en algún lugar, que no odio a nadie, pero a nadie con mayúsculas. El odio lo considero otra enfermedad mental y bastante he sufrido con una.
Lo único, que sigo sin comprender el mundo en el que nos ha tocado vivir.

Búsqueda en Google de: 

Etapas de mi vida que ningún bien me hacen


Etapas de mi vida que ningún bien me hacen
La verdad es que me lo esperaba. Esta mañana al despertarme, solo poner los pies en tierra, sabia que no estaba bien, aun así decidí dar mi acostumbrado paseo con los perros. Jamás se me ha hecho el camino tan largo. Cuando volví, ya no era el cansancio integral el que tenia, sino que noto que la ansiedad me va en aumento hasta que empiezo a rabiar. Quiero ponerme delante de este aparato, pero el cuerpo solo me pedía cama en la que al final acabo. Pastilla de Trankimazin bajo la lengua y a seguir con mi dolor del alma hasta que poco a poco me va haciendo efecto y acompañado del cansancio, hace que me quede dormido. Me acabo de levantar hace poco, he pensado en tirarme a la piscina, pero ni fuerzas tengo. Tampoco he comido, pero eso me da igual; malditas las ganas que tengo de hacerlo.
Ahora reflexiono: No me podía haber apañado con el ordenador como lo tenía. El por qué esa maldita obsesión mía por la perfección. El por qué cabrearme por unos personajes amorales a los que ya tenia que tener borrados de mi mente. La verdad es que pienso que si sigo con esta forma de ser, ni el irme a Centroamérica, me va a reconciliar con mi espíritu. Lo primero que me voy a topar es con la cruda realidad de la pobreza y todas las consecuencias que lleva consigo. Si sigo con esta forma de ser y me irrito contra los sinvergüenzas que a nivel mundial la provocan, no voy a conseguir ninguno de mis objetivos. Puede que sea bueno que me haya pasado aquí, y me sirva para ir cerrando etapas de mi vida que ningún bien me hacen y aprender a encarar las contrariedades bajo otra perspectiva.

Búsqueda en Google de:

Levitar. Estuve en trance aunque no llegué


De pequeño me metieron tanto miedo con la religión, que iba andando por la calle y cada cincuenta metros rezaba un padre nuestro por si en ese trayecto había cometido, de pensamiento, algún pecado venial. Es tal el lavado de cerebro que me habían hecho, que si me dicen de autoinmolarme con unas bombas amarradas a la cintura lo hubiera hecho en defensa de mi religión.
Pasaron años antes de que meditara sobre la existencia de dios. Estuve en trance aunque no llegue a levitar como santa Teresa; lo pase bastante mal. A mi cerebro le faltaba capacidad para llegar a ese punto en el que otros lo ven; era muy poco lo que me faltaba, pero ese pequeño lazo que me hubiera llevado hasta él, nunca fui capaz de romperlo. No comprendía como mi inteligencia no llegaba a descifrar esa minucia. Sufrí bastante. Ha pasado el tiempo y son muchas las veces que he vuelto al punto en el cual mi raciocinio me puso esa pantalla que me impedía ver más allá, pero no solo no me acerco al final, sino que cada vez lo veo mas alejado. Si he de ser sincero estoy contento de no conseguirlo. Se distinguir perfectamente entre el bien y el mal y de mis actos solo respondo ante mi por lo que soy bastante severo conmigo mismo.
Otrosí digo: Tengo más que comprobado que ni siquiera en Internet se puede ir con la verdad por delante. Esto, que para otros sea una tontería, a mi me entristece.

Búsqueda en Google de:

El ultrajador Imperio


Imagino que la mentalidad conquistadora de los romanos no se debe a ninguna característica natural y no creo que ningún dios haya empujado a nuestra ciudad a someter a otros pueblos. Una serie de circunstancias nos han llevado a desempeñar ese papel que, realmente, justifica y justificara nuestra historia para siempre.
Sin duda la conquista es una labor ardua y difícil, y resulta con frecuencia penosa para el conquistador y para el conquistado. Sin embargo las heridas que produce la violencia inevitable de la guerra pueden cerrarse pronto si el conquistador es capaz de demostrar que, en efecto, las condiciones de vida mejoran con su presencia.
Acabo de visitar algunas provincias. En todas ellas impera la ley, de manera que la gran mayoría de la población siente ahora una protección mayor que la que se sentía antes de la presencia romana. Los que nunca han tenido derechos han visto como, bajo el palio de la autoridad romana, algunas de las injusticias que habían sufrido secularmente han desaparecido de sus vidas. Creo sinceramente que con el paso del tiempo habrán aceptado por completo un modo de vida civilizado.
Sin embargo, he de decir con sinceridad que en algunos lugares he visto también rencor y recelo, lo que nos obliga a conseguir que esa parte de la población (propensa a presentarse como héroes salvadores), y especialmente la ideología radical y violenta que representa, no sean reforzadas en absoluto por un comportamiento arrogante e injusto de nuestras tropas de ocupación. Por ello, me ha complacido enormemente comprobar como, el bienestar representado por Roma ha ido haciéndose evidente, los núcleos de resistencia mas activos han desaparecido o, al menos, se han debilitado francamente. No tengo ninguna duda de que los acueductos, las carreteras, los puentes, las bibliotecas, los baños públicos, los gimnasios, las escuelas y, en general, todas las señas propias de la civilización romana son infinitamente mas eficaces que las armas y las tropas de ocupación, pues hacen que la gente común aprecie con sincera devoción el bienestar que representa la presencia de Roma en sus comunidades.
A mi entender solo hace falta una cosa más; integrar la cultura y las costumbres de los provincianos en las estructuras políticas y sociales romanas. En ese sentido juzgo fundamental nombrar gobernadores, senadores y cargos públicos entre los naturales de estas tierras conquistadas y, especialmente extender los derechos de la ciudadanía a la mayor parte de la población autóctona. Porque si Roma se limita a explotar a estos hombres, a esquilmar las riquezas de sus tierras y a imponer su poder gracias a la superioridad de sus ejércitos, nuestra presencia en las provincias será efímera y acabaremos siendo odiados por todos, igual que se odia a un enemigo común al que hay que derrotar a cualquier precio.
Si no aplicamos una política de ayuda y de mejora en todos los aspectos, las provincias serán la tumba en la que Roma acabara enterrada para siempre.

Por Bernardo Souvirón de MANUSCRIPTUMPARIUM. Lib. VII, cap. II

No me he resistido a transcribir este escrito, porque para mi es inconcebible, que a pasar de haberse portado infinitamente mas civilizada que el Imperio que nos ha tocado soportar, el final como predecía el autor, Roma fue enterrada para siempre.
Dicen que es necesario aprender de nuestra historia para no volver a repetir los mismos errores, pero esta visto que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

Búsqueda en Google de:

Viaje a mi pueblo. Extrañas sensaciones que he vivido


Escribo a toro pasado, dejando que las emociones se asienten, e intentando reflexionar sobre las extrañas sensaciones que he vivido los últimos días.
Es rara la semana que no me llama Jean Marie, marido de una de una de las hermanas de mi ex, belga para más señas, aunque ya son muchos los años que radica en España. El final de la conversación, siempre es la misma. Insiste para que baje a pasar un día con ellos. Sigo mi norma de no hacer proyectos que después no pueda cumplir, así que siempre le digo que lo pensare. No se por qué esta semana he tenido la idea fije de bajar, pero no fue hasta el viernes por la noche cuando tome la decisión. Cogí el teléfono, y me puse ha hacer llamadas a ellos a mis hermanos y a mi madre, diciéndoles que al día siguiente me pasaba a verlos.
Aclaro que desde donde yo vivo, en mi encierro, hasta Motril, pueblo en el que nací y donde viven todos ellos, hay cuarenta y cinco minutos de viaje, pero la sensación que tenia cuando bajaba es que era un viaje decisivo. En el fondo iba pensando en que este viaje me iba a despedir de todos ellos. Veo que se acerca el verano, y que en teoría es poco el tiempo que me queda en este puñetero país.
Directo a la casa de mi madre (Nunca he dejado de decir mi casa), lloros al verme, nunca ha comprendido por qué nos hemos separado Rosi y yo, ni entiende como puedo vivir solo. La encuentro con los achaques lógicos de una mujer mayor pero bien. Rato de charla pero cuando me despido, lo hago convencido de que es la última vez que la veo.
Yo había insistido en que nos fuéramos a comer a un sitio cualquiera, no por gusto, sino por evitar empeorar las relaciones entre mi ex y sus hermanas, pero fue Mari Pepa, mi cuñada la que insistió en que nos reuniéramos en su casa, hasta el extremo de anular una comida que tenia con unos amigos.
Casa preciosa la que se han hecho con unas vistas maravillosas. Van llegando mis hermanos, sobrinos, sobrinas, hasta que nos reunimos catorce. Típicos entremeses, cervezas y se va estableciendo un ambiente, en el que noto, el buen rollo que se esta viviendo. Yo me siento como les digo en un determinado momento el doble de bien que ellos. Hacia años que no me reunía con tantas personas, menos en un ambiente tan agradable y sobre todo captando que me seguían teniendo afecto.
Llegue a sentirme tan bien que hubo un momento en el que pensé que si se podían vivir momentos tan agradables en este mundo, el por qué me tenia que ir a otro. Comprendí que son momentos especiales que se dan en esta vida, y que rara vez se repiten. Con mis hermanos he perdido la cuenta del tiempo que hace que no nos reuníamos, y mis cuñados y sobrina, yo creo que les afloraba el querer demostrarme, que el echo de haberme separado de su hermana/tía, no era óbice para que a mi me siguieran queriendo. Despedida que para mi fue un hasta nunca, aunque algo se me desgarraba dentro.
Viaje de vuelta con mi hijo, y siguen mi mala conciencia. Esta vez pensaba que por qué mi ex aunque me haya dejado a mi ha tenido que perder la relación con su familia. Me sigo sintiendo responsable de que esto ocurra. Pase de un bienestar algo fuera de lo común a sentirme responsable de un crimen que estoy seguro de que no he cometido al menos conscientemente.
Hoy lunes tengo claras las ideas o al menos eso creo. Tengo que romper con mi pasado y comenzar una nueva vida.

Búsqueda en Google de: 

El inexistente suicidio


Con lo que voy a escribir a continuación, parecería que tengo querencia hacia lo macabro, pero nada más lejos de la realidad, es un tema que siempre me ha intrigado por su falta de transparencia y más ahora después de conocer un informe del Ejecutivo europeo. Yo tenía conocimiento de estadísticas primero alemanas, y después de bastante tiempo de España, pero sigo sin comprender como una cosa de tanta trascendencia como el suicidio, no solo no la ponen en conocimiento del público en general, sino más bien todo lo contrario. El suicidio es considerado en occidente como algo vergonzoso para la familia; es sinónimo de debilidad, de enfermedad, de conducta inadecuada y por ello pocos o casi nadie lo dan a conocer. Es un problema en el que parece haber consenso entre sociólogos, sicólogos, psiquiatras, antropólogos y demógrafos, cuando lo consideran como un rasgo de la modernidad, uno de los males del siglo. Las tasas más elevadas de suicidios se constatan en Europa y Japón (30 mil al año) y las más bajas en América latina (Que me diga alguien si estoy equivocado cuando pienso en escaparme para aquellos lares). Pregunto: ¿No será que algunos se consideran responsables de esto, motivo por el que no lo publicitan?
El Ejecutivo europeo indica que 58.000 personas se quitan la vida cada año, una cifra superior a la que provocan los accidentes de tráfico, 50.700 personas, o a la de los crímenes, 5350. Según el comisario europeo de Salud, Markos Kyprianou, “las enfermedades mentales son el asesino invisible de Europa”. El informe de las autoridades europeas señala precisamente que la mayoría de los suicidios están ligados con una enfermedad mental, en primer lugar, la depresión. El 15 % de las personas afectadas por la depresión se suicida y el 56 % intenta hacerlo.
En el conjunto de la UE, los fallecimientos ligados a la inestabilidad mental están en constante aumento. Las proyecciones indican que, si no se actúa rápidamente, las conductas suicidas aumentarán de manera espectacular en la próxima década.
Los estudios más recientes señalan que una persona de cada cuatro conoce por lo menos un episodio “significativo” de enfermedad mental en el transcurso de su vida. En Europa, no menos de 30 millones de personas sufren de depresión grave.
En Alemania, el índice de muertes voluntarias alcanza a más de 11 mil personas y a 120 mil que intentaron hacerlo sin éxito. El programa alemán de Prevención del Suicidio puso en marcha toda una serie de mecanismos prácticos destinados a disminuir el número de aspirantes al más allá.
Alemania logró reducir en un 40 % la tasa de suicidios. En los años ‘70 había 25 suicidios por cada 100 mil habitantes. Hoy, el índice llega a 15. En España, no solo se ponen medios para que esto no ocurra, sino como ya he dicho el ocultismo es mas que sospechoso. Aburren hasta saciedad con los accidentes de tráfico, la inversión en radares, el carné por puntos, en dar relaciones de puntos negros (En vez de invertir en que desaparezcan) y después de tantas medidas que para mi mas que preventivas son recaudatorias, lo único que consiguen es aumentar el numero de muertos, y si no ahí están las estadísticas de esta última semana santa en comparación de las del año anterior.
Por último decir que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un millón de personas se suicida en el mundo cada año. El costo humano es mucho más elevado que el de las guerras o las epidemias.
Si después de ver estos datos alguien piensa que el tema no es para tomárselo en serio, que venga dios y lo vea. Claro que para los políticos, lo importante, son las elecciones que se acercan y en ellas se juegan sus prebendas.
Una amiga costarricense, se me enfado mucho cuando escribí que me quería escapar de esta civilización, diciéndome que si yo me creía que ellos eran unos salvajes que aun andaban con serpientes paseándose por las casas y cosas por el estilo. Aunque le pedí disculpas, no iban por ahí los tiros, algo tenía que ver con lo de que la tasa de suicidios más baja, se dé precisamente en Latinoamérica. Algo estamos haciendo rematadamente mal en este puñetero primer mundo.

Posteriormente sobre este mismo tema.

Búsqueda en Google de:

Don Rafael Navarro Pichardo



Don Rafael Navarro Pichardo

Quiero darle las gracias a mi psiquiatra, don Rafael Navarro Pichardo, excelente persona y mejor profesional. Me dio sus cuatro teléfonos, su mail, la dirección de su casa y la advertencia de que cuando me encontrara mal, no dudara en ponerme en contacto con él. Un papel doblado con todos estos datos, aun lo llevo en el bolsillo y su propia existencia hace que me encuentre protegido. Ahora comprendo a las viejecitas que llevan en el bolso la estampita de San Cucufato. Es mucho mas lo que podría contar de él, pero solo añadiré que el sistema no sería el mismo con personas así. Dudo que no esté mal visto por el mismo.Me acuerdo cuando me contaba, que cuando el escogió esta especialidad dentro de la medicina, sus compañeros se reían. Ahora todos esos guasones, acuden a él, porque si no son ellos los que tienen el perolo jodido, es alguno de sus amigos o familiares. ¡La de vueltas que da la vida!Gracias a él, creo en los curanderos. Su sola presencia y la conversación distendida que teníamos, hacia que saliera de su consulta completamente convencido de que ya estaba curado. Era y sigue siendo mi clavo ardiendo y digo que sigue siendo porque aunque estoy convencido que lo peor de la tempestad ya ha pasado, aun tengo bajadas, pero sabiendo que el está ahí, cada vez son más cortas.

Búsqueda en Google de: Don Rafael Navarro Pichardo