Entrar en el bucle de la sanidad andaluza, las demás no son mejores


Me jode mucho que a estas alturas pongas cualquier espacio de noticias sea de televisión o de radio y en el mundo no existen más que las que no sean las de Cataluña, como si se hubieran acabado los otros que son los que a los mortales nos interesan como son la Sanidad, el paro, el terrorismo y otros.
Aunque siempre he dicho que no creo en dioses, banderas ni fronteras entre otras cosas tengo que repetirlo otra vez y me las tengo que tragar.
Después de mi paso siniestro por el hospital, me dieron cita para que me viera una cirujana para ver cómo iba evolucionando de lo que había tenido mal en mi cuerpo, que yo sigo sin saberlo y ellos menos. Me da cita para hacerme una colonoscopia (27/11/2017) y se queda tan a gusto.
¿No me podían haberlo hecho al revés? Del hospital mandarme a la colonoscopia y des pues al cirujano a que interpretara lo que había salido. Pues no.


Después se quejan de que la sanidad es cara, cosa que si todo lo hacen igual es prueba de que está dirigida por inútiles y apostaría algo que encima son políticos, lo que lo explicaría tAntes había estado en el médico de cabecera, Me mando a hacer una analítica. También corres el riesgo de que te toque otro inútil o un resentido de los que están hasta los cojones de como los trata la sanidad. Puedo estar contento con el mío, es un internista que se vino de un hospital aburrido, Alguien me puede decir que si me ha tocado uno malo tienes la opción de cambiarte, pero no porque en el caso del mío tiene las plazas cubiertas.

Búsqueda en Google de:

Entre Samsung y Grundig ¡Vaya lio para unas neuronas que no están para eso!


Sigamos en lo que para mí es una chorrada, aunque no tanto porque encerrado en este destierro la verdad que no lo es tanto. El televisor que tenía era uno de los primeros de pantalla plana, pero que ya había cumplido. Le salían unas rayas verticales que impedían verlo con las mínimas condiciones. Yo había cogido el truco de desenchufarlo y volver a hacerlo y desaparecían, pero la última vez que lo hice, digamos que RIP, o sea que no funciono más.
No sé por qué yo quería comprar un Samsung, eso sí, que tuviera la pantalla grande porque con la mierda de las cataratas no veo las letras ni un carajo desde la distancia en que me siento y si quería hacerlo tenía que levantarme.
Arturo se encargó de comprarme una pero en la tienda, no la tenían la Samsung y mientras me trajo una que aunque era nueva, debía de ser un modelo antiguo o malo que no tenía venta.
El mismo día que me llevo al médico de cabecera, ya había llegado la que yo pedí y al volver la colocó. Era una enorme, de cincuenta pulgadas. Ya me comento que no le gustaba el sonido y las patas no encajaban en donde había que colocarla. Quedamos en que la vieran los demás y precisamente por la tarde tres personas dieron su opinión. Mas defectos no le pudieron sacar, desde que era demasiado grande hasta que no se veía con nitidez aparte del ya mencionado del sonido. Para rematar que era
Grunding en vez de Samsung cosa que yo ni me había dado cuenta. Juntando el cabreo de lo que me había dicho el médico a haber comprado TELEVISOR MAS MALO SACADO AL MERCADO, me hundí de tal forma que a las cuatro de la mañana me desperté y ya no pude dormirme.
Parece que va a tener remedio la cosa.
Ayer me trajo la dichosa televisión, al parecer definitivo creo que de 43”, veo las letras aunque con un poco de dificultad pero esta si es Samsung. Tiene un mando muy pequeño y de una tecnología que debe ser tan actual que por ahora na ha habido forma de meter los canales en su sitio. El color se ve mejor y hay que reconocer que el sonido también.

Espero que todo el mundo se ponga contento al verla.
Ahora parece que el móvil no me carga.
Lo que yo siempre he dicho, la Ley de Murphy es implacable.

Búsqueda en Google de:

Perdido en un bosque brumoso. Entre médicos más análisis e inflamación de la glándula tiroides


Fue hace casi dos meses que fui a mi médico de cabecera pero con la desgracia de que en su lugar me vio otro que si al menos me hubiera reconocido podía haberme evitado el paso por el hospital o al menos que ese paso hubiera sido menos traumático.
Ellos tienen todo el historial en el ordenador y aparte en el informe que me dieron tenia que seguir unas pautas marcadas por él y le dijo a mi hija que fuera a hacerme unos análisis concretos, solo de sangre, a los que fui el día 21 del mes pasado. Transcurrido el tiempo que creí que ya los habían hecho fui a verlo a él.
Al igual que con su sustituto entre antes de la hora que daba la solicitud de la misma a través de web, con esta tuve que esperar señal de que el tiempo que tardaba con los enfermos era superior al que le marcaba el “protocolo”
Sin querer salió algo y le conté de lo mal que lo había pasado y añadí que no comprendía como el personal sanitario podía trabajar en esas condiciones. Vio los análisis, y antes de auscultarme me dijo que el paso por un hospital suponía un deterioro físico y mental muy severo para el enfermo y añadió que él había estado en uno (Es internista) y que había renunciado y venirse a médico de cabecera.
Me toca en la garganta y me dice que tenia algo mal en la glándula tiroides, que podía ser la causa de mi cansancio, pero que cabían varias posibilidades, desde la operación hasta un tratamiento, incluso que podía ser circunstancial, pero que hasta no ver una ecografía, no podía decidir.
Una cita para una eco, tal y como está la sanidad española, o al menos para la andaluza, tarda más de seis meses pero que él iba a intentar adelantarla. Fue mi hija al dia siguiente y me la han dado para primeros de Octubre.


No es que este bailando sevillanas de saber que entre una cosa y otra, estoy hecho un viejo carcamal, pero al menos el saber qué te pasa ya es una gran ventaja al menos para mi cerebro y no solo eso, sino que ya creo que me voy a poner en condiciones de coger la moto, la cual arranco todos los días y la muevo un poco y quizá con ella no me las piense y tire para Marruecos, aunque allí me entierren los “moros” al son de flauta y tambor.
En lo referente a lo que pueda tener, el dia 6 de octubre tengo cita con el “especialista en
Diversiculos” otra vez en el hospital, pero hay una cosa que no me había pasado desde hace años y que creo que es buen síntoma: Todos los días me da hambre y no con dieta blanda como habían dicho que hiciera hasta que me viera, sino que he comido hasta fabada.
Hay un dicho que dice que dios aprieta pero no ahoga, y tal y como estoy ahora creo que a mí ya me ha apretado más que suficiente.

Búsqueda en Google de:

Las neuronas me impedían escuchar música, Hoy he escuchado con placer a Joan Manuel Serrat



Hacía mucho tiempo que como solo escuchaba música, sino que me molestaba hacerlo. Es como si la música perteneciera a un mundo que no era el mío. Y no es que siempre haya sido así, cuando me vine a vivir solo a la parcela era mucho el tiempo que tenía para hacer cosas y una de ellas fue bajármela de internet´
Creo recordar y para nada estoy exagerando, que llegue a reunir las mejores canciones, o por lo menos las más escuchadas, de unos700 autores, pero cuando las cosas vienen mal vienen en cadena.
Me acuerdo que fue cuando vine la primera vez de Costa Rica. El PC lo traje no en equipaje sino en cabina y no lo arranque para nada, sin embargo el disco duro se estropeo. Lo lleve a un informático para que lo cambiara y le dije que intentara recuperar todo lo que había en él y que casualidad, me dijo que muy lento consiguió sacar casi todo, pero cuando llego a la música puso fin a su vida. Me dije que intentaría repetir pero llego la segunda depresión y como ya he dicho mis neuronas repelían las notas musicales.
Dejo aquí este video como recuerdo de que mi depresión se está yendo. No es primer síntoma que noto. A la semana o dos de estar tomando el Zinosal que me mando Rafael Navarro ya notaba alguna mejoría y sinceramente creo que estoy saliendo de ella. A ver si algo de esta racha de médicos y de estomago.
Pensándolo un poco mi vida musical empezó con los The Beatles y acabo co Mecano, a partir de ahí no recuerdo, o me cuesta, recordar alguna canción y no digamos el regeton que me hace daño en los oídos.

He encontrado esta y aquí la dejo (Al menos a mi me servirá de recuerdo y de consulta).

Búsqueda en Google de:

Mi estancia más horrible en un hospital. Apendicitis aguda complicada con colección pasacólica



Ya solo comía yogur en las comidas, el resto me dolía al tomarlo así que decidí que así no podía seguir y que me llevaran a urgencias, ya que mi última experiencia con el no fue de lo más acertada.
La marcha fue el último día de Agosto sobre las diez de la mañana. Mientras deja el coche en el aparcamiento, me siento en un tranco y cuando entramos definitivamente, observo que se me ha olvidado la cartilla de Seguridad Social (La cabeza no la tengo en su sitio).
Paso por dos mesas antes de llegar al médico (No ha sido demasiado tiempo).
Preguntas, auscultación y me manda a otra consulta en la que me tenían que hacer una analítica y unos rayos X.
Ya el tiempo se me va alargando, y cuando me llama el médico y me dice que no tiene claro lo que ve en los rayos, va a hablar con los de la eco y que me hagan una.
Al parecer fue la doctora de rayos la que tampoco se aclaró con la ecografía y me mando hacer un TAC.
A todo esto yo de silla de ruedas a cama y veo que era hora de cambio de turno.
Tengo frio, alguien me echa una especie de manta por encima. La medica sustituta llama a gente nueva y yo me veo allí muy olvidado.
Se acerca por allí una doctora algo mayor y me dice que me encuentro mal, cosa que no le niego, Da unas ordenes, me vuelven a subir a una cama y me llevan a una especie de UCI (La llamaban otra cosa). (Ahora me acuerdo “Fragiles”)
Ya estoy ingresado pero sin saber por qué.
Empiezan a aparecerme todos los dolores y ansiedades inimaginables. Ya estoy entubado a varios potes de líquidos y mear y vaciarme diarreicamente a cada instante.
Allí hay de todo, desde locos dando voces para que los echen, quejidos de dolor intenso, tráfico de camas, voces de enfermeras.
Algo llama poderosamente mi atención, el poco personal médico para atender a tanto tullido pensé que para que algo cambie en este mundo, por allí tenía que pasar un político pero con la misma asistencia de los demás. A Rajoy le da por hoy un lumbago en Galicia y al otro día está viendo al rey en Mallorca.
Vienen a verme mis hijos y unos tres médicos para explicarme por qué me han enchiquerado. Creo que primero fueron mis hijos.
La médica (Otra vez) me dice que junto al apéndice y exterior a ella tengo unos diversiculos, todo en un magma de pus. Soluciones: Operarme, pero que al no tener claro lo que tenía me podían hacer una carnicería sin buenos resultados. Segunda: No me acuerdo. Tercera, meterme antibióticos y cuando se aclare qué es lo que tengo asi actuarían.
Dolor, me vacío de excrementos y no solo me tienen que cambiar la pella sino toda la cama.
De los botes que tenía colgados, algún debía de ser un sedante puesto que me dormí. Me desperté cuando alguien empujaba mi cama. Al parecer me trasladaban a planta. Paseo por una serie de pasillos totalmente a oscuras, el que la empujaba se alumbraba con una pequeña linterna y al final me meten en una habitación que no se ni cuantos había ni quienes eran ni que padecían.
Me despierto ya con la claridad del día, que esa es otra ni poder saber la hora sabia, veo dos camas más y también a una de mis hijas.
El dolor, ahora, en toda la barriga era horrible, pero sabía que no era un dolor normal. Hablo con mi hija para que me consiga un tranquilizante y me lo consigue. Me calmo-
Me dicen que tenía que estar en la séptima, planta de cirugía, pero a falta de sitio me habían trasladado a la tercera planta de corazón. Demasiado bien la conozco.
A todo esto estaba fuera del tiempo, no ya la hora, sino ni qué mes o año.



El que estaba frente a mí no paraba de hablar. Andrés se llamaba o se llama. Al principio parecía un tipo inteligente, pero me fui dando cuenta que su cabeza trabajaba con drogas de las de la calle.


Pasan unos días, eso sí, con mis tres hijos haciendo relevos para estar conmigo. El peor el de la noche que cada quince minutos me tenía que poner que poner el aparato para mear y más de una noche inunde todo de mierda con el consiguiente limpiado, lavado, duchado y cambio de sabanas.


A cada instante cambio de líquido para los goteros. Parece que se van directamente para la vejiga de ahí tanto mear.
Día D: Andrés se pelea con el cirujano que nos pasa revisión todos los días y le pide el alta voluntaria. Parece que me metió en algún lio porque al auscultarme a mi me dijo que mañana me daba el alta, porque yo había entrado allí por peritonitis y ya estaba bien. Mi hija habla con él y le pregunta si había visto bien el TAC, cosa que ni siquiera había hecho porque después volvió a bajar y le pidió digamos disculpas.
El cirujano me dio alguna señal cuando me dijo que me harían una ecografía.
Llego ese día y por fin el del alta.
No sé cuántos días a caldo y zumo, cuando salí tenía que ir apoyado en un hombro porque mis piernas no sostenían mi cuerpo.
Mi casa me pareció la gloria.

Búsqueda en Google de:


De bichos: Mochuelos, tórtolas avispas y moscas, no cojoneras, sino comunes


Había un animal que echaba de menos desde que vine de Costa Rica y otro que estoy hasta las narices de él aunque también últimamente ha dejado de molestar. Los dos son aves, el primero es el mochuelo, me acuerdo de aquellos atardeceres que los marcaba el “canto” de aquellos bichos a los que llegue a ponerles dos palos verticales con sus respectivos nidos y a una distancia de unos cincuenta metros que en algún sitio leí era la mínima para que cada uno pudiera marcar su terreno. He preguntado qué a que se deberá su desaparición y me han dicho que los cazadores le tiran a todo lo que vuela. No me creo esta versión. Puede que se hayan ido a los vertederos igual que las gaviotas.
El otro que no soportaba es a las tórtolas, precisamente por su canto, que más que tal será el sonido que hacían para llamar a la hembra y aparearse. Habrá terminado la época de celo y como he dicho han dejado de emitir ese estúpido sonido.
Me estoy yendo del tema por el que me he decidido escribir: La mosca y no precisamente la cojonera, sino la mosca común, esa que aburre al más santo con sus picaduras y con dar el coñazo por más que las espantes a manotazos.
No paraba de comentarles a las pocas personas con las que me trato, que me extrañaba que estando a mitad de agosto, como aquel que dice al final del verano, no veía ni una. También me extrañaba no ver las avispas que revoloteaban cerca de las escaleras de la piscina y había que meterse con cuidado de no molestarlas o te tirabas de cabeza si no querías que te hincaran su puñetero aguijón. ¡Bien!, estas últimas siguen sin aparecer debido a algún fenómeno extraño y no al que yo digo y que es que vivo tan alejado del mundo que ni llegan, pero las moscas han aparecido de golpe y vienen con una mala hostia que no hay insecticida que las pare.
Sigo utilizando el dejar la habitación a oscuras y abrir y cerrar una ventana para que al ver la luz se vayan (Lo aprendí de pequeño en Guardajamar) y con los moscardones me da un resultado excelente pero con estas putas moscas nada. Pensaran que me vaya yo.



Mi pesar por los que han muerto en Las Ramblas de Barcelona a manos de unos cafres (nada que ver con los de la Cafrería) así como por sus familiares.

Búsqueda en Google de:

De la incompetencia de un tío a la jodienda de otro. Mi caso en la Seguridad Social



Hace casi un mes que no escribo en este blog, ¡Bueno!, ni en ninguna parte, y no es por gusto, sinoporque tenía dos averías en mi soma, aparte de las ya habituales, que me tenían la mente fuera de juego. Yo el dolor lo aguanto bien, pero continuo es un martirio.
Ha ce unos días me dije que así no podía seguir y me pidieron cita para mi médico de la seguridad social, y me la dieron para el miércoles pasado.
Diré las últimas que me tenían amargado: Dolor de pies y de estómago. Ninguno de los dos era para rabiar pero al ser constantes lo dicho antes, fuera de juego.
Llega mi cita con el médico y solo sentarme delante de él, le dije otro día le contaré mis penas pero en primer lugar desearía que me sacara de este pozo sin fondo en el que me encontraba. No sé si le añadí algo de que me levantaba agotado. Vamos a hacerte unos análisis y ya podré opinar con conocimiento de causa. Ven dentro de cuatro o cinco días que es lo que tardaran en hacértelo,
Añadió algo de té tenía que mirar… pero aquí no lo hacen, a lo que no me faltó tiempo para decirle que si hacía falta me los hacían en otro sitio aunque los tuviera que pagar. ¡Quieres callar! Fue su contestación.
Al otro día los análisis. Llegue sobre las nueve y cosa rara que no hubiera cola así que entre rápidamente a ponerme en manos de la, en este caso, vampiresa.
Martes, cita a las doce menos diez, pero cuando llego veo un cartel en la puerta diciendo que por un tiempo no se pondrá contar con mi médico. Alguien que venía conmigo baja a la parte burocrática y me viene diciendo que me atendería el que había al lado.
Como es lógico primero atendió a sus enfermos.
Entro y cuando me pregunto, le dije que en primer lugar me gustaría que me quitara el dolor de pies y de estómago. No sé qué me contestó que me olí que no quería tragarse el muerto del enfermo de su vecino, algo así como que eso no era nada, a lo que le conteste que por lo menos viera los análisis para poder opinar, puso cara de despistado (Seguro pensaría es tío me va a complicar) pero miro en el ordenador.
Mando imprimir y salieron dos folios.
Otra opinión pero como para el: ¡Pues anda que la cantidad de cosas que te han mirado! Vistazo rápido y me dice: Aquí lo único que sale es que tienes alto el tiroides malo (He buscado lo que es tiroides malo y no he encontrado nada) . El bueno lo tienes bien y es precisamente el que te tenía que tener hecho un toro. Le dije que si los pies hinchado se debían al tiroides, se dignó tocármelos y me dijo que para eso me tomara un nolotil.
No se si entremedias o cuando me dijo eso, le dije que con los antidepresivos y ansiolíticos no podía conducir, a lo que me dijo que si estaba yendo a un psiquiatra, cuando le dije que si, me dijo que podía conducir y que me dejara de Psiquiatras. Ya no aguante más, cogí los análisis que tenía sobre la mesa y me vine. Ni me receto el nolotil ni nada para el estómago.
¿Cómo puede haber gente tan hija de puta! Una cosa es que los políticos te racionen desde el tiempo para atender a un enfermo, hasta no mandar a nadie al especialista a no ser que vayas medio muerto, y otra que se pasen el juramento hipocrático por el forro de los cojones.
También puede ser que sea un inútil.
No sé qué será la Tirotroina, pero si hay que tenerla entre 0,380 y 0,530 y yo la tengo a 0,180, algo hay ahí que no funciona bien y algún método habrá para subirla pero a él a pesar de haberle llamado la atención, no me dice consecuencias y mucho menos intenta solucionarlo.
Esto me pasó en el Centros de Salud Gran Capitán de Granada.
EL final será recurrir a la medicina privada o aguantar a que pasen las vacaciones y me médico me trate como a un doliente.

Búsqueda en Google de:

Solo sé que no se nada o mi serrín está bien estropeado. Nuevo ordenador que debe ser cojo…


Después de echarme la siesta suelo tomarme un café, cosa que hace más de una semana, no sé por qué causa se lo tomó el ordenador y no le debió de gustar demasiado porque se paró.
Con sumo cuidado, porque ese remedio ya lo utilice otra vez y por lo menos la mitad de las teclas se quedaron muy jorobitadas, le di con el secador del pelo pero con el calor que está haciendo no le debió sentar bien y dijo que no arrancaba.
No me lo pensé mucho (¿Cómo voy a pasar yo sin mi solitario?) y conseguí que me llevaran a comprar otro. Aproveche para que la pantalla fuera un poco más grande porque al paso que va mi operación de cataratas para utilizarlo voy a tener que utilizar lupa.
A lo que íbamos; viniendo de vuelta, lo deje en, digamos, un taller de reparaciones, para que me lo dejaran en orden de marcha (Meter antivirus, winrar, etc.)
Primera putada: En cuanto llego el ordenador sibarita del café ya funcionaba, así que aparte de alegrarme ya no tengo prisa porque me traigan el de última generación. Al final llega y lo primero que observo es que me han metido un antivirus gratis. ¡Con lo contento que estoy yo del que le meto crackeado¡ Me pongo a cambiárselo en un momento y aquí me pierdo.
Se han alineado los planetas para que se pongan de acuerdo Google, Microsoft y Telefónica para joderme.
Desde que Google me sale en vasco y tengo que traducirlo, hasta que la velocidad de descarga es desesperante.
Parece que Microsoft ha descubierto algo en estos días para que no roben programas y aquí se me jode todo.
Formateo y voy a pasarle cosas del disco duro externo que tengo y a pesar de esto hacerlo sin redes, simplemente por un puerto USB, ya no es lentitud.
Lo malo es que por comprobar, también he jodido al PC cafetero.
Ya seguiré, porque pensando en todo esto lo único que estoy es alterando las neuronas más de lo que las tengo.


No tengo remedio, lo máximo que debía pensar es lo que estos y dejar a los que se están gastando el dinero en buscar el fin de la muerte que se escoñen ellos.

Mes de Junio. Mes de los cumpleaños. Al menos en esta casa


O es que los primeros fríos hacen que los que hemos dormido juntos, nos hayamos juntado demasiado, pero por lo menos en esta familia casi todos coinciden este mes.
Este día treinta le ha tocado a mi hijo y la nada despreciable cantidad de cuarenta.
Solo pondré unas pocas de fotos porque si no lleno el blog. Esta máquina es una mierda. Saca las fotos como si de una ametralladora se tratase, no las hace con flash o pensándolo bien el que soy una mierda soy yo.
Solo pondré unas cuantas porque me ha sacado quinientas y muchas de ellas con el dedo tapando el objetivo.



El regalo fue la sorpresa. El trato entre todos fue no decirle nada.





Parece que las pastillas de mi brujo, Rafael Navarro, están haciendo efecto.

Aparatos de cirugía de 1.906


Coincidencia que anoche estaba leyendo, sobre la medicina desde el prncipio de ls siglos hata nuestros días.
La mayor parte de ellas se basaba en las sangrizas y en las hierbas
Anoche me trajeron un libro de principio del siglo XX.
No es mucho lo que ha mejorado hasta nuestros días pero se ve que es el principio de lo que fue mejorando hasta nuestros días. Mientras cuanto fueron quedando por el camino.
No pongo todas las fotografías porque si no habría para llenar el blog.
Con todo es mucho lo ue queda por mejorar y sobre todo ello que se refiere al cerebro.
Para cuando los españoles llegaron a América los indios hacían la trepanación.


Búsqueda en Google de:

Que el planeta tierra está cambiando, es seguro (Para bien o para mal)




La Catalpa de este año no pasa

Lo que ya no estoy tan convencido, son las causas, si es que se está calentando o que se va a enfriar.
Con el incendio en Portugal y el calor que ha venido con antelación antes de que llegue el verano, los noticieros no paran de dar el coñazo.
Estas noticias apagan otras como si es que el paro ya se hubiera acabado y que al estar todos los chorizos en la misma cárcel, hagan que allí se junten para planificar nuevas tropelías.
Todos sabemos que no por ser más inteligente ni más fuerte, en caso de que el mundo cambie no serán los unos ni los otros los que se salvaran sino los que más se adapten a los cambios.
No quiero aquí divagar por que arden los bosques. Es curioso que en Costa Rica chapean los montes o simplemente para ahorrarse el trabajo de los nicas, les prenden fuego para limpiarlos, pero jamás he visto arder un monte.
No se por qué coño me estoy liando y esto se lo dejo a los sesudos científicos que para eso les pagan.
Cuando me compre este terreno, los parcelistas teníamos un pozo y aquí no me faltaba ni una fruta (Albaricoques, perales, manzanos, nísperos y par de contar) Tampoco me faltaban tomates habas, lechugas y cualquier tipo de verdura
Llegan los gestores del agua, se forran y comerse un tomate criado aquí sale a precio de oro.
Esta mañana al levantarme he visto la adelfa y (Y a no estaba lo bien que estaba) y se me ha ocurrido hacerle una foto.
Por aqui habia mocchuelos que no te ejaban dormir, ahora no te dejan las tortolas, y dode antes habia topillos ahora hay ratas y conejos. Menos mal que tenemos al negrillo y al curro.
Cuando me atrevo a escribir esto que ni con mucho es el Quijote, alg me estaran haciendo las nuevas medicinas.

Búsqueda en Google de:

Mi pobre Bultaco Sherpa, moto de trial


Siempre he sido un maniático del orden, pero llevo un tiempo, que me parece una eternidad, como consecuencia de la depresión, lo he ido abandonado todo y el desorden campaba por sus respetos. El verlo todo así me hacia sentirme mal, con lo cual era la pescadilla que se muerde la cola. Ya que me voy encontrando mejor, los otros días me baje al sótano y algunas cosas fui ordenando. Mi hijo me vio, y sin yo decirle nada ha estado varios días ordenando los exteriores de la casa, un recinto que tengo para las herramientas del campo (Motocultor, sierra mecánica, cortasetos y otras) y en especial el sótano; había tanto trasto en él, que ni podía meter el pobre coche. Esta mañana, aunque a falta de de fregar suelo y ordenar herramientas, ya lo ha dejado en orden de marcha. Ahora veo a mi pobre Sherpa, moto de trial, la cual restaure por completo y con la que he hecho perrerías por esos campos. Aunque la deje en perfectas condiciones ni he tenido ganas de arrancarla. Reconozco que tengo sentimientos encontrados. Cuando pienso en mi ida, veo que voy a dejar muchas cosas a las que les tengo mucho cariño


Búsqueda en Google de:

¿La soledad produce depresión o viceversa?


A veces pienso que lo más grande de que dispone el hombre es el hambre de conocer. La frase aunque no es mía, ha sido una constante en mi vida, pero ahora en mi soledad, se ha convertido si no en algo enfermizo, puesto que disfruto delante de un libro o con este invento de Internet en el que buceando un poco, es difícil no encontrar lo que se busca, si en una especie de necesidad, que tengo que alimentar.
Precisamente hoy, he pensado en mi soledad y me he venido a este trasto a buscar como la definen y la verdad es que la conclusión que he sacado es que o soy un bicho raro, o al igual que en la depresión, solo el que pasa por ella, sabe lo que es. En la mayoría de los casos la definen como uno de los posibles factores que causan otros desórdenes, entre ellos depresión, suicidio. Es curioso que precisamente a mi me ha pasado todo lo contrario, ha sido al salir de mi depresión (Considero que he salido aunque me den algunos bajones), es cuando voluntariamente he escogido esta opción. Me sigo asustando cuando busco imágenes y todas ellas son estampas que nos inducen a la tristeza, la desesperación y en definitiva a la nada. Continuo buscando y encuentro lo siguiente: “Si la soledad es deseada nada hay que objetar, aunque la situación entraña peligro: El ser humano es social por naturaleza y una red de amigos con la que compartir aficiones, preocupaciones y anhelos es un cimiento difícilmente sustituible para asentar una vida feliz. Es una meta difícil; las estructuras y hábitos sociales de nuestra civilización frenan este empeño de hacer y mantener amistades, pero merece la pena empeñar lo mejor de nosotros en el intento”. Ya me quedo mas tranquilo.
Para nada me considero infeliz, y efectivamente vivo con la esperanza de hacer y mantener amistades, pero no precisamente en esta civilización. Seria como retroceder en mi vida a unos valores que a mi alrededor los veo si no agotados si en una pendiente difícil de parar. También tengo mis dudas de conseguir esta meta, pero la sola ilusión de conseguirlo me mantiene vivo.

Búsqueda en Google de:

De gatos y gatas. Las cacerías nocturnas



Me he propuesto hoy no escribir cabreado igual que lo hice ayer. Lo hare sobre los gatillos que dicha se la verdad ya no lo son tanto.
Nombre tampoco tienen, aunque yo les llamo la gata (Tiene más cuerpo) y el gatillo negro, que parece mentira que siendo de la misma madre sean tan diferentes.
Desde que me levanto están esperando en unas sillas que hay en la puerta del dormitorio, me hacen algunas caricias o más bien se las hago yo a ellos, en especial al gatillo, se ponen a dormir sobre la cama y sin parar lo están hasta las ocho o las nueve.
Cenan, y al poco se escucha el ruido de la gatera y me imagino que se irán de cacería o al menos a intentarlo.


Desde que están con nosotros yo les he visto meter en la cocina dos ratas y una paloma.


Que menudo plumerio armó. Yo creo que todos los ha cogido el gatillo negro que al parecer tiene más instinto de depravador.


También los he visto en el jardín con un gazapo, pero de este se apodero el Curro y el negrillo no hacia más que dar vueltas a su alrededor para ver si se lo cogía

Búsqueda en Google de:

Lleva sin funcionar la Temeré, entre tres y cuatro años. ¿volveré a cogerla?




Mi hijo tiene una BMW Dakar, que, a pesar de tenerla bastante tiempo en la cochera, tampoco había hecho mucho por cogerla. Más bien nada.
Sera porque está llegando el verano, ahora ha decido hacerlo. Antes dijo llevarla a un amigo que, aunque es albañil tiene un hijo que trabaja en un taller de motos para que le diera un repaso.
Puta envidia y quizás que me había puesto como tope que cuando cogiera la Temeré, es porque ya la depresión era un recuerdo, así que le dije que la llevara también.
Estaba hecha un desastre: Cubiertas rajadas, el deposito por dentro con más mierda que el rabo de una coneja, el silenciador que no pasaría la ITV con él y paro de contar.
Entre que el trabajo no está sobrado y lo que le ha enseñado el hijo, poco a poco entre los dos la han ido poniendo en funcionamiento. La verdad es que me han entrado ganas de subirme en ella, pero que entre los días que me llevo tomando el nuevo antidepresivo, harán choque con las pastillas que me tomo para dormir, que no son ni más ni menos que tres y a launa de la madrugada estoy completamente despierto, me pongo en el ordenador a jugar al solitario y vuelvo a caer sobre las cinco. No, no estaba en condiciones de cogerla ha pesar de ya haberme dado dos baños en la piscina. Por cierto que mi hijo ha vuelto a pegar las piezas de la bomba. Ha ido esta mañana temprano a por pegamento.
La verdad es que, con cubiertas nuevas, tubo de escape también nuevo y las otras cosas que no se le ven a simple vista a mi me parece igual.
Le compraré el seguro e intentare que pase la ITV y no sea mucho el tiempo que pase sin cogerla.
Algo me debe estar haciendo el antidepresivo cuando ya soy capaz de escribir en el blog.

Búsqueda en Google de:

Quince días esperando que se seque la pintura para llenar la piscina y cambiar de bomba. Al final mierda


La ley de Murphy, últimamente me está persiguiendo. Antes de poner a llenar la piscina probamos la bomba y salta el diferencial. No me lo pienso mucho y digo de comprar otra.Preguntan por el filtro de arena y sacar foto de las características del mismo, pero a esa hora cierran y nos venimos sin ella.
Al otro día temprano a por ella, pero aquí no acaba la cosa, hay que cortar tubos pegarlos y esperar a que sequen. Esta tarde la terminaremos de armar y veremos a ver si funciona.


A todo esto, una tubería de skimmer está rota y no sé por dónde coño le voy a hachar el cloro y los demás aditivos.
Si tuviera la cabeza buena ya inventaría algo para solucionar el problema.


De todas formas y antes de que la cosa no tenga solución esta mañana me he pagado tres baños y esta tarde otro.
Veremos a ver r si a mi hijo, que tiene las neuronas en buen estado se le ocurre algo.
Lo dicho, hoy no es mi dia. Cuando ha venido mi hijo se ha dado cuenta que las conexiones no estaban bien y para colmo se ha perdido una de las juntas. Hasta que mañana no compre otras no funcionará la bomba.

Búsqueda en Google de: Quince días esperando que se seque la pintura para llenar la piscina y cambiar de bomba. Al final mierda

Zinosal y la madre que lo pario



La primera pastilla que me tomé resinosa, fue el día dos por la noche, que como dije cumplía daños. Al otro día por la mañana me levante ha hacer mis necesidades corporales y todo era un puro lamento y e cuerpo como y si por la noche hubiera descargado un camión de sacos de cemento. Vollvi a acostarme y me levante a las tres de la tarde. Algo mejor por la tarde y a la mañana siguiente igual.
Hoy estamos a día seis y ya no era rabiar. DE la cama a la ducha de agua fría, pero ni por esas se me quitaba. Ya no aguanto más y llamo al Psiquiatra. Me dice que es normal y que lo vuelva a llamar el jueves.
Si sigo igual a tomar por culo los antidepresivos.
LO malo es que a pesar de haber pasado los quince días desde que la pintaron sigue vacia. Hay quien se empeñe en hacer las cosas a la perfección.

Búsqueda en Google de:

Vuelta a los orígenes. Antidepresivo de última generación: Zinosal 12,5 mg


Después de más de dos años tomándome el anti que me mando el malafollá de psiquiatra al que fui para saber una segunda opinión de mi diarrea mental o depresión (Antes la llamaban melancolía), y de que los baños de agua fría, aunque me hayan hecho bien, no me han quitado la colitis cerebral, y no queriendo quedar hecho una mierda para lo que me quede de vida (Por cierto, gracias Facebook, sé que hoy cumplo años), ayer decidí llamar (O más bien me llamaron) a mi antiguo brujo D Rafael Navarro , y quedamos citados a las once de la mañana.
Después de reírnos un poco de su congénere, hablamos un poco de lo que estaba tomando y solo me cambio el ansiolítico y el antidepresivo que no se si me lo mandara la Seguridad Social porque es nuevo (¡Vamos! Que voy a hacer de conejillo de indias).
No pasó como otras veces que nos hemos reído del mundo. Le advertí que dudo mucho de los antidepresivos y me dijo que los que no creen en ellos terminan por llevarle a los familiares para que se los receten.
Paramos a comprar un limpiafondos y vuelta a la casa.






Hacia poco que me había levantado de la siesta cuando me parece escuchar una voz de mujer, salgo y era una de mi hija que había venido a felicitarme por mi cumpleaños. Al poco apareció la otra. Ralea de nietos Me hacen apagar una velita (Que se apagó a la segunda) y después nos fuimos a la sombra del olivo que hay junto a la piscina. Allí estuvimos dándole a la lengua hasta que ya se hizo de noche y se fueron.
Me tome dos Coca Colas y hoy lo he pegado con la ansiedad.
Ya tengo setenta y dos tacos según me recordaron.

Búsqueda en Google de: