Mostrando entradas con la etiqueta Médico de cabecera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Médico de cabecera. Mostrar todas las entradas

De gafas, pinturas e hiperplasias benignas de próstata


¿Van tres o cuatro las veces que he estado en el médico de cabecera? No sé, quizás sean cinco porque las neuronas siguen jodidas y he perdido la cuenta, el caso es recuerdo perfectamente que en las dos últimas me dijo que con seguridad me tenía que mandar al urólogo y esperando que me dijera eso he ido la última vez. Ve los segundos análisis que me han hecho y dice que están perfectamente pero no sé cómo sale en la conversación que teníamos sobre mis problemas de micción, y me dice que tengo todos los síntomas de una hiperplasia de la próstata, que me va a mandar un medicamento y que dentro de veinte días vaya a verlo. La cosa se eterniza. Al parecer con esto de los recortes en medicina los médicos de cabecera tienen orden de mandar el menor número posible de enfermos al especialista y ellos tienen que hacer de todo, desde psiquiatras a urólogos en mi caso, porque si me hubiera mandado a él con más conocimiento de causa, lo hubiera pronosticado. Para eso se especializan en este tema.
El caso es que leo el prospecto de la medina en ese que las farmacéuticas se lavan las manos advirtiéndote que si te pasa algo malo con ellas bien que te lo habían advertido y leo que para lo que es y describen muy ben los síntomas que tengo. También investigo en la red y más me convenzo de que puede ser esto. Le llaman algo así como . Ojalá fuera eso y se curara con esta medicina (Tamsulosina), con lo que me evitaría hospitalización, y todas sus consecuencias y principalmente me dejara dormir por las noches porque esto junto con las neuronas me tienen marchito.
Salimos del centro de salud y decimos de llegarnos a Armilla a recoger las gafas. Esta es otra, me quejaba de la medicina en general en Costa Rica pero en todas las partes cuecen habas. Fui hace un mes a graduarme la vista porque la que me hicieron allí porque no veía nada de cerca (eran progresivas) y al final que es que me quede con ellas pero sin ver un carajo, pues bien aquí me ha pasado exactamente igual, las primeras que me hicieron tampoco veía de cerca.
Al limón le están saliendo nuevas hojas y cantidad de capullos de lo que serán flores y espero que cuajen algunas.


Al porche se le están quitando los desconchones y repellándooslos con un cemento blanco, pero es una obra lenta y después habrá que pintarlo.


Hablando de pinturas, y por si pintamos la piscina, me he preparado un invento porque pierde la válvula de llenado y con el hilo de agua, que después se extiende no habría forma de hacerlo.


El seso unas veces regular tirando para bien (incluso me permito el lujo de ver atardeceres) y otros días fatal.

Búsqueda en Google de: