Pailebotes y mamparras, esos desaparecidos

Si algo tiene que ir mal, saldrá mal, y más por estas fechas. Mi Volkswagen, hace algún tiempo que tiene un problema en el circuito de combustible. No siempre, sino cuando a él le salía de las pelotas; arrancaba al de dos o tres intentos. Ya se solucionará, me dije… Pues no, ayer no hubo forma de arrancarlo.
Precisamente en estas fechas es cuando más falta me puede hacer falta el muy cabrón, puesto que en el pueblo solo hay un taxi, y el taxista como cualquier hijo de vecino estará enfiestado, así que esta mañana me llego al taller y me dicen que dentro de un rato cierran y no abren hasta el lunes.
A la vuelta, no recuerdo el por qué menciono la palabra “pailebote” (la verdad sea dicha, exactamente dije: pailabot que es el nombre por el que yo los conocía). Mis acompañantes, se miran uno al otro preguntándose a que me refería. Inmediatamente me viene a mi mente aquella imagen, otra vez de mi niñez, en la que los veía a amarrados a los pantalanes, de gruesas maderas, del puerto de Motril (¿Existirán aun?). Para mi eran majestuosos. En los muelles cercanos atracaban vapores de bastante mayor tamaño que venían a cargar mineral de hierro, pero nada que ver con estos. También alguna vez me coincidió verlos zarpar, y aunque ya se ayudaban con un motor auxiliar, el verlos con las velas desplegadas era una verdadera maravilla.
En realidad era una goleta (vela de gavia baja en trinquete), y no solo se utilizaron para carga sino para pesca. Su aparejo y diseño tuvo gran influencia en las embarcaciones deportivas de vela actuales.
Por asociación de ideas, frente al pailebote veo amarradas varias mamparras, embarcaciones pesqueras que se utilizaban para un tipo de pesca en la que se colocaba una luz en un bote alrededor del cual se tendían las redes. Este tipo de pesca en la actualidad creo está prohibida. Aparte de su forma tan singular, lo que mas recuerdo era su motor diesel monocilndrico, que en especial en el silencio de la noche se escuchaba su sonido cadencioso a kilómetros de distancia.
Pailebotes aun quedan como yates de recreo (raro es verlos) y los pesqueros actuales nada tienen que ver con la mamparras.
Pasados los años, me dio por construir maquetas, y puede que fuera coincidencia, excepto un velero que fue buque escuela de la Marina Argentina, todas las demás que hice, fueron pailebotes. El trabajo no era menor, puesto que una vez acabadas, no se veían ni cuadernas ni demás elementos estructurales del casco.
¡Que en paz descansen!, y no sé el por qué también se me viene a la cabeza lo de cualquier tiempo pasado fue mejor.


Búsqueda en Google de:

Historia/no historia de unos reyes que ni fueron reyes, y bastante menos magos

Hace dos post, escribí sobre el nacimiento de Mitra/Jesús y la verdad es que estaría incompleto sin la mula y el buey, así que añado unas notas.
Estamos en Navidad y creo que por estas fechas tocan estos temas (bastante mejores que los del escrito anterior) aunque también es verdad que espero no lo lea ningún niño puesto que ni con mucho mi idea no es quitarles esa ilusión.
Los reyes magos no siempre fueron tres, ni magos. Tardo mucho en haber un negro (lo añadieron en el tardomedievo) y sus nombres están sacados de los evangelios apócrifos que la iglesia no reconoce desde el concilio de Nicea en el año 325. De ellos proceden la mula y el buey sin los que nadie puede imaginarse el portal de Belén.
Tal y como lo conocemos, lo inventó Francisco de Asís el siglo XVIII.
No digamos de Papá Noel [en realidad san Nicolás de Bari (turco él)], que tiene el aspecto de gordinflón y colorado desde que en los años 30 se lo dibujaron así a Coca-Cola.

Búsqueda en Google de:

Las cenas de navidad y las enfermedades mentales

Ni con mucho soy un asiduo de la televisión, pero por estas fechas, me ha parecido ver un anuncio igual o similar de uno que nos martirizó durante varios años: Vuelve por navidad en la que una pobre madre veía con sorpresa que por esas fechas le llegaba un hijo que supongo que por circunstancias laborales, se encontraba alejado de ella el resto del año. La estampa era idílica, y había hasta quien lloraba viendo semejante escena.
Tengo que reconocer que aunque guardo muy buenos recuerdos de las navidades de mi niñez, bien porque pasé muchas en alta mar y mi prioridad era mantener en perfecto estado de funcionamiento todos los elementos de buque que nos hiciera llegar a buen puerto, bien porque cuando dejé de navegar, las cosas no eran como yo recordaba, las fui rechazando y procuraba alejarme de ellas, o más bien que no me envolvieran con sus reclamos mercantiles e ideas preconcebidas. Aun recuerdo las dichosas comidas de empresa con sus protocolos, sus vestidos de gala y los esfuerzos de los más pelotilleros por acercarse a la mesa del mandamás. Hacia lo imposible por no asistir, pero sibilinamente, más bien con ordenes encubiertas, hacían que asistiera.
Terminé de apartarme de las normas en los años pasados en Costa Rica, donde a pesar de ser un país muy religioso, no las celebraban, al menos en el pueblo donde residía, y para mi eran unos días normales. Allí debía estar en estos momentos, pero el hombre propone y quien coño sea, dispone y heme aquí que después de una operación inesperada, me están haciendo tomar un tratamiento. No sé hasta cuando lo soportaré, y tomaré carretera y manta.
A pesar de vivir en una urbanización alejada del mundanal ruido, hasta aquí, y muy a pesar mío, me llegan noticias de la una típica cena de Noche Buena familiar. También es verdad que la familia es un poco especial. El digamos cabeza de familia es un psicópata, la madre de familia padece el síndrome de Estocolmo, y la abuela una paranoica pero de las peligrosas. Como puntilla, la invitada es hipocondriaca.
Ya antes de la cena propiamente dicha, la paranoica arma tal chismorreo, que separa a otros miembros de la familia que para nada iban a intervenir en aquel ágape.
Llega la hora de colocar las viandas, hora de las bromas forzadas, y lo que debía de haber quedado justo en eso, acaba en una pelea entre el psicópata y la hipocondriaca, hasta el punto de que el psicópata se va a cenar a su habitación (eso sí, el llenar la tripa que no le falte). Los demás miembros de la familia, o al menos la paranoica y la del síndrome de Estocolmo, se van a llorar a otra. Terminan haciendo llamadas telefónicas a la familia (insinuándole sus desgracias) con lo que consiguen transmitir el espíritu navideño.
Han querido seguir contándome el final de semejante noche de paz [al menos eso decía un villancico y no precisamente aquel de beben y beben los peces en el río (¿qué no se qué coño hacían los policromados habitantes del ácueo elemento, bebiéndose el liquido natural en el que suelen desenvolverse?)], y he dicho que hasta aquí soporto semejante desaguisado, que prefiero hacer vida de asceta antes de contagiarme de semejantes mentes enfermas.
De todas formas advierto a quien no esté contaminado por semejante espíritu, que lo considero incompatible con este mundo globalizado en el que vivimos. Así que en vez de una despedida de ¡Felices fiestas!, os digo ¡Mucho ojo!

Búsqueda en Google de:

Ha parido la guarrilla vietnamita de Sole


Llegaron las navidades, y no todo van a ser fiestas. Bueno lo de las fiestas es un decir, porque cada vez tengo más comprobado que todas las disputas familiares se reservan para estas fechas, pero sean fiestas o disputas, entre col y col lechuga.
Sole tiene una pareja de cerdos vietnamitas. La hembra, Panceta, estaba preñada, a nadie le cabía la menor duda. La pobre guarra, llevaba más de un mes con un barrigón que no solo le arrastraba, sino que al andar iba dejando un surco por la tierra.
Ayer me viene diciéndome que ha parido y me acerco a verlas.
Aunque les tenían una cochinera, en la cual pario, le advirtieron que la madre podía matar a los cochinillos con sus movimientos, por lo que los trasladaron a una habitación que tienen de apero, y en ella prepararon una cama para la mama cerda, y junto a ella una caja de cartón con las seis crías.
La que ha pagado el pato es la pobre Sole, porque ella, aunque un poco separada se ha tenido que preparar otra cama, y cuando las crías le avisan que tiene hambre, se levanta, los acerca a las ubres de la madre, maman hasta que esta protesta, se las quita, las hecha por el suelo para que hagan sus necesidades fisiológicas y vuelta a la caja de cartón. No llega a coger el sueño cuando la operación se repite.
Ni que decir tiene que la temperatura ambiente roza los cero grados y aunque han puesto una estufa, se tiene que acostar vestida.
No es ese misterioso nacimiento de Belén, pero más real e histórico, seguro.



Búsqueda en Google de:

Los estrepitosos fallos de la ciencia en lo que a predicciones básicas se refiere

Desde que tengo uso de razón, escucho que al petróleo le faltaban diez años de vida. Han pasado muchos, y la sensación que tengo es que este recurso es inagotable. Posiblemente no lo sea, pero de lo que si estoy convencido es que los cálculos en que se han basado han fracasado estrepitosamente.
Teoría del pico de Hubbert: en sus últimas predicciones considera que el pico del petróleo ocurrirá en 2010, estimaciones más optimistas arrojan reservas para al menos 100 años más.

Dejemos a Hubbert y vayámonos a Thomas Malthus y su Catástrofe malthusiana. Predijo que sobre 1.900, la población mundial no tendría alimentos que llevarse a la boca. Aunque mal repartidos, sobran.

Huella ecológica; si, aquella que está basada en la observación de los siguientes aspectos:
La cantidad de hectáreas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo.
Hectáreas necesarias para proporcionar el alimento vegetal necesario.
Superficie necesaria para pastos que alimenten al ganado.
Superficie marina necesaria para producir el pescado.
Hectáreas de bosque necesarias para asumir el CO2 que provoca nuestro consumo energético. En este sentido no sólo incidiría el grado de eficiencia energética alcanzado sino también las fuentes empleadas para su obtención: a mayor uso de energías renovables, menor huella ecológica.

Ateniéndose a los últimos estudios, hay algunos países que meriendan con negros. Sin ir más lejos, Estados Unidos consume 9.6 veces más recursos de los que debería, y España 3.8.


Lo que no me cabe la menor duda es que el aumento de la población es exponencial.
Si nos acercamos por el U.S. Census Bureau, Population Division, dentro encontraremos


As of 18-Jul-108 (15:45:41 GMT), world population is INFO: This applet uses a logarithmic equation obtained through a statistical analysis of the data at the following URL: . As this is a regression, it may not match the figures from the above URL exactly. This figure does take into account both births and deaths, for those that have asked. And, yes, while the count may not be exact, there really are, more or less, that many people on the planet.
Para verlo posiblemente tengas que descargar Java

El aumento de la población mundial asusta.
Cierto también que cuando tengamos datos reales, la cosa no tenga solución.

Puedes acercarte por aquí.

Búsqueda en Google de:

Los chivos expiatorios de la crisis, los desprestigiados funcionarios


…Voy a intentar denunciar los casos en que yo creo no solo nos estan engañado, sino que nos han hecho creer que ha sido una conquista por parte de los trabajadores.
El primer caso que se me ocurre, quizás por estar alguien muy allegado a mí, preparando unas oposiciones para bombero, es el de los funcionarios.
Ningún colectivo ha estado tan desprestigiado últimamente como ellos. El funcionario es un trabajador por cuenta ajena, solo que el contrato laboral es con el estado. No es necesario recordar que para optar a una plaza de funcionario, hay que aprobar unas oposiciones. La última que recuerdo, fue para cubrir tres mil plazas de guardias civiles, en las que se presentaron quince mil personas. Por otra parte he estado viendo lo que exigen para optar a la plaza de bombero y os aseguro que aparte de unas condiciones físicas que para sí las quisieran los deportistas de elite, los conocimientos son superiores a los que se le pueden exigir a un ingeniero de caminos. ¿Cómo unas personas tan preparadas pueden estar tan desprestigiadas? Las cosas no cuadran y hay que buscarle una explicación.


Lo hasta aquí escrito, lo hacia el viernes 13 de abril de 2007, y si vuelvo al tema es porque si en aquella época estaban desprestigiados, ahora con la crisis, están apestados, no ya en España, sino en toda Europa.
En primer lugar deberíamos conocer su origen, al menos en España:

La Revolución Liberal de 1812 inaugura en España el régimen constitucional. Acorde con el nuevo planteamiento de las relaciones de poder, se suprime la "enajenación de oficios públicos", que, durante el antiguo régimen, había sido el modo normal de acceso y permanencia en los puestos burocráticos.
En todo caso, la supresión de los oficios estamental izados, se produce en un momento histórico de guerra civil que, con uno u otro nombre, asola a España en todo el primer tercio del Siglo XIX. De aquí que la llegada de los moderados al poder (Constitución de 1845), coincide con la necesidad de crear una administración pública desde la base y ex nihilo, para hacer frente a la reconstrucción del Estado y a las nuevas demandas de la sociedad. Y, ante la ruptura temporal e ideológica con la administración del Siglo XV 111, se acude a la importación y adaptación de las técnicas administrativas napoleónicas: lo que en el sistema burocrático supuso la estructuración y organización del personal de la administración, según el sistema de cuerpos o de carrera administrativa (frente al sistema anglosajón del puesto o empleo).
A partir de ahí, la historia de la función pública en la España del siglo XIX, refleja la divergencia existente entre la 'España real" y la "España oficial". Esta se muestra en el principio de la Constitución de 1845, según la cual: "Todos los españoles son admisibles a los empleos y cargos públicos según su mérito y capacidad". Principio que es desarrollado por el Estatuto de Funcionarios de 18 de junio de 1852, y que enlaza con la concepción burocrática que llevó a crear en 1842, la Escuela Especial de Administración Pública. Pero el principal defecto del Estatuto de Funcionarios de 1852 (de factura técnica correcta), fue su sistemático incumplimiento... pues, la buena voluntad de Javier de Burgos [autor del Estatuto (Por cierto motrileño y también autor del Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 mandando hacer la división territorial de provincias)], no fue capaz de poner freno a la práctica del clientelismo político. En efecto, desde el primer momento, los partidos políticos contemplaron a la administración como un instrumento cuyo control era preciso asegurar, mediante la fidelidad ideológica de su personal y, también, como una buena conquista para premiar a los correligionarios (sistema del botín, o "spoils system"). De este modo, la historia de la función pública en España, a lo largo del siglo XIX, es la lucha para acercar la realidad al ideal de la carrera administrativa, proclamada en las distintas normas que se suceden en el tiempo, en contra de la tendencia de los partidos políticos al clientelismo político (que originaba la existencia de dos burocracias paralelas: una en servicio activo y otra "cesante" en espera de su "turno").

Puedes acceder al documento completo de Julián Carrasco Belinchov desde

Dicho en román paladino (en cual suele el pueblo fablar con so vezino), cada vez que entraba a gobernar un partido político o fracción, hacia limpieza y metía a los suyos. Ni que decir tiene que mientras los nuevos aprendían su oficio, paralizaban el país.

¿Quiénes manejan la función pública actualmente?: Según el Estatuto Básico del Empleado Público de 2007, los empleados públicos pueden ser funcionarios de carrera, interinos, personal laboral y personal eventual o de confianza. Así las cosas, sólo los de carrera (oposición) son los que comúnmente se entiende por funcionarios. En virtud de un "nombramiento legal", están vinculados a una Administración por una "relación estatutaria regulada por el derecho administrativo" en lugar del laboral como el resto de los mortales y disfrutan por tanto de plaza en propiedad, fija, vitalicia y sin posibilidad de despido. Son un total de 1.596.916.
En personal laboral militan 686.951 personas con contratos ordinarios de trabajo (ya sean fijos, indefinidos o temporales) regidos por el Estatuto de los Trabajadores y por convenios colectivos. Aún queda una tercera categoría que, bajo el paraguas de otro personal, engloba al personal eventual - "realizan funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial en virtud de nombramiento y con carácter no permanente"- y a los funcionarios interinos - aunque son funcionarios y se rigen también por el derecho administrativo, no tienen plaza a perpetuidad, sino que son nombrados "por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia"-, entre otros. Esta situación la sufren 375.143 personas. A ninguno de estos dos grupos se le aplica el principio de "inamovilidad de la condición de funcionario", es decir, que los pueden echar como a todo hijo de vecino, al tiempo que deben cumplir normas como la incompatibilidad y el régimen disciplinario propias del funcionariado.

Si Javier de Burgos ya falló, en la actualidad, el clientelismo político es desesperante. Si quieres ser funcionario como tal, tendrás muchas más posibilidades de aprobar las oposiciones si tienes algún amigo entre los afiliados del partido gobernante, y no digamos si es personal laboral o personal eventual. Yo he visto funcionarios de carrera, excelentes profesionales, a los que los han apartado de su puesto de trabajo por no comulgar con las órdenes de los políticos (en especial por no firmar lo que sobrepasa la ley), y ser sustituidos por funcionarios interinos que a todo dicen Si Wuana.
Otro mito es el porcentaje de los mismos. Baste ver estos dos graficos que continuan.



Tambien puedes ver:

Está claro que el fin último del montaje que han armado a partir de las subprime, es conseguir que se trabaje más y se cobre menos, y el primer chivo expiatorio ha sido este gremio, rebajándoles el sueldo. Antes los habían criminalizado de diferentes formas y como muestra acercarte por esta
Convencido, hay dos tipos de funcionarios, los que han ganado su puesto a pulso, y los que lo han obtenido a base de canonjías.
Me corrigen y así lo dejo.

Estoy de acuerdo con tu expresión: “hay dos tipos de funcionarios, los que han ganado su puesto a pulso, y los que lo han obtenido a base de canonjías", pero es mucho más clara y justa dejarla así:
"hay dos tipos de funcionarios, los que se han ganado su puesto a pulso, que son el 100% de los funcionarios del Estado por oposición libre y el aproximadamente 25% de los funcionarios autonómicos, y los que lo han obtenido a base de canonjías, que son los funcionarios de la administración local (ayuntamientos y diputaciones) y gran parte de los autonómicos. Por último, en España hay 500.000 empleados de empresas públicas que no son funcionarios ni empleados públicos y 450.000 políticos que se tocan las narices y viven a cuerpo de rey a costa del contribuyente."

Búsqueda en Google de:

Mis tiempos de navegación. Recorriendo esos mundos




Que yo sepa no tengo antecedentes marinos en mi familia, pero como la mayor parte de las cosas que nos ocurren en esta vida, un día me encontré estudiando en La Escuela de Náutica de Cádiz.
Curiosamente mi primer embarque fue en el puerto de Sevilla (típico chiste de marino de agua dulce), pero después de tomar combustible en Ceuta, atravesamos el Atlántico hacia Canadá; entrada en el Rio San Lorenzo (otra vez un rio) y a cargar en Quebec y Trois-Rivières. A la vuelta mi primer temporal, restos de un huracán.
Con diferencia, mi vida de marino, ha sido la época más bonita de mi vida.
Ni con mucho pretendo describirla, pero hay momentos imborrables. En España vivíamos bajo una dictadura, y ver la libertad que se respiraba por el mundo, me asustaba. El relacionarme con otras culturas, ver ciudades que solo podías imaginar, que te puedes entender con otras personas hablen el idioma que hablen, recorrer los cinco océanos, el saber que cuando estabas en mitad de uno de ellos solo dependíamos de nosotros (he visto a gente llorar en medio de un temporal pensando que nos hundíamos). Canal de Suez, muchas veces el de Panamá (de América guardo un especial recuerdo).


No es lo mismo viajar en barco, que hacerlo por cualquier otro medio. Tienes tu camarote, que es tu casa, donde aparte de todas tus comodidades, tienes tus cosas personales; desde tus libros, hasta todos los recuerdos que ibas colocando por las mamparas. Ibas a visitar una ciudad y sabias que volvías a dormir en tu cama.
Estas presentaciones de PowerPoint, hace tiempo las tenia, y me he dicho ¿el por qué no colocarlas en este mi nuevo blog? Aquí quedan.

Búsqueda en Google de:

Estado de alarma en los aeropuertos europeos


Debido a las grandes nevadas en centro y norte Europa, , motivo por lo que Bruselas ha declarado el estado de alarma. Hubo un momento en que dudaron si declararlo de sitio.
Consultan con Zapatero (Presidente español experto en estas lides), si aplicarlo contra los meteorólogos, por no haber previsto esta catástrofe, o contra la autoridad portuaria por lo no tener ni la sal ni los medios suficientes para tener despejadas las pistas.


Los usuarios del espacio aéreo, en estas fechas tan señaladas para volver con sus familias en navidades, estudian interponer una demanda, pero dudan de contra quien.

Búsqueda en Google de:

Mi aislamiento no deseado. Mi cárcel de cristal


Dicen que la soledad es uno de los principales enemigos de la depresión, cosa en la que para nada estoy de acuerdo. La última fase de la mía, hice verdadera vida de asceta y fueron cerca de cuatro años. Durante ese tiempo, puse en una balanza el acabar drásticamente con aquel sufrimiento o hacer lo imposible por salir del pozo. Opté por la segunda y aunque dudé mucho que lo consiguiera, y no sin pocos sacrificios (recuerdo perfectamente los baños en la piscina a 0º C de temperatura ambiente), lo conseguí.
Cuando tenía claro que había salido (quizás no tan claro), decidí irme a Centroamérica. Ni nadie me acompañaba, ni a nadie conocía. Tampoco tenía decidida ni al país ni al lugar en el que recalaría.
También tenía claro, que quería borrar mi vida anterior, pero el dichoso sistema, no se olvida de ti, y durante los dos años que he durado allí, un día decidí volver para ponerme al día con las trampas que te van tendiendo y una vez resueltas volver, cosa que esperaba solucionar en dos o tres meses, pero el hombre dispone y el destino dispone.
Ya son casi ocho meses los que llevo aquí y sin visas de poder volver. También es verdad que sin esperarlo me para una operación quirúrgica y cada mes están experimentan conmigo introduciéndome en mi cuerpo una dosis de veneno y en febrero me harán un reconocimiento.
Curiosamente de todo lo que vine a resolver, nada he solucionado, y viendo con la celeridad que funciona la justicia, veo que o no se solventará o pasará bastante tiempo.
Son varias la veces que he tenido la tentación de volver a repetir la experiencia de volver a dejar el sistema con sus pleitos y mandar la recuperación al carajo. Puede que por María, mi compañera, haya aguantado. La verdad es que ella también tiene que resolver asuntos para poder obtener su residencia en aquel país cosa que yo ya conseguí.
Estoy convencido que cada cuerpo humano tiene su termostato y el mío a partir de cierta temperatura ambiente (baja) me acobarda y me deja sin ganas de hacer nada, y como tampoco tengo obligación, me dejo vencer y procuro acurrucarme bien en la mesa de camilla o delante de la computadora, por supuesto con una estufa bajo los pies. También es cierto que todo este tiempo que he estado al otro lado del charco, te tenido como temperatura máxima 33ºC y mínima de 28. Mi termostato se ha debido descontrolar por completo.
Pero no es esta la principal causa de mis ansias de volver. Echo mucho de menos mis tertulias con mi gente, que, aunque personajes singulares, son personas excelentes; los pescadores en sus panga llegar al muelle con sus pargos o sus dorados, los monos despertándome de madrugada, mis excursiones por aquella selva tropical, el vuelo de los buchones (pelicanos) y en especial mis atardeceres en mi bahía (no había uno igual que otro) y la gama de verdes de sus bosques.
No había cine, ni librerías, ni cosas que por esta parte del mundo parecen esenciales, pero, ¿y qué?, por aquí, de la pocas veces que salgo del desierto en que vivo a la llamemosle civilización, abundan, pero es tan poco lo que necesito que me aburro, y no digamos personas con las que hablar. Aquí la gente va por la calle y ni saluda y de hablar con alguien es con el camarero o con el tendero.

Búsqueda en Google de:

Frases hechas y léxico motrileño


Nací en Motril, pero aproximadamente con dieciséis años lo abandoné, recorriendo esos mundos, y mis visitas al mismo cada vez se espaciaron más en el tiempo. Me acuerdo perfectamente que éramos muy brutos, sobre todo en el lenguaje, aunque curiosamente, teníamos un léxico más rico que en el resto de España. Cuando yo decía papas, se reían de mí recriminándome que no dijera patatas, en este caso un anglicismo de potatoes. No tardé mucho en descubrir que en toda Latinoamérica continente de procedencia de dicho tubérculo decían papas.
También al igual que en el continente Americano se hablaba con cierta musicalidad, algo así como nanananáaana.
Puede que lo que más nos distinguiera era el pronunciar la a como la e (puertes por puertas)
Posiblemente, por influencia de la televisión, las últimas veces que por allí estuve, en especial en la juventud, todo esto ha desaparecido, y hablando se asemejan mas a los naturales de “Valladolit”, que al de sus antepasados.

El motrileño no te llama por teléfono: te pega un telefonazo...
El motrileño no dice hola: te dice: ¡¡¡qué pasa killo!!!
El motrileño no se cae: se mete un ostión.
El motrileño no se lanza: se embala.
El motrileño no bebe mucho: se pone ciego.
El motrileño no es que no lo entienda: es que no lo coge.
El motrileño no te da la espalda: te manda al carajo
El motrileño no te llama la atención te dice: ¡¡¡andevas!!!
El motrileño no molesta: da por culo.
El motrileño no golpea: te ostia o te parte la cara.
El motrileño no trabaja a tiempo parcial: echa una mañana o una tarde.
El motrileño no tiene amantes: tienes querías.
El motrileño no se impresiona: dice: ¡¡¡LA VIRGEN!!!
El motrileño no orina: se mea (ande puede).
El motrileño no sufre de diarrea: se caga por las patas abajo.
El motrileño no va rápido: va a carajo sacao.
El motrileño no se va: sale arreando.
El motrileño no duerme: se queda sobao.
El motrileño no se ríe a carcajadas: se descojona.
Al motrileño no le surge un problema: le cae un marrón de cojones.
El motrileño no pide que lo lleven: pide que lo acerquen.
El motrileño no es un presumido: va hecho un pincel.
El motrileño no se pone pendientes: se pone zarcillos.
El motrileño no bebe una copa: se toma un cacharro.
El motrileño no se cae: se mete un guarrazo.
El motrileño no tiene prisa: tiene bulla.
El motrileño no es un insensato: es un soplapollas.
El motrileño no es buena persona: es buena gente.
El motrileño no es despitado: está perdío.
El motrileño no es un gandul: es mu perro.
El motrileño no hace algo mal: la caga.
El motrileño no pierde el tiempo: esta perreando.
El motrileño no dice tardaré en bajar: dice "ahora bajo si eso"
El motrileño no esta cansado: está reventao.
El motrileño no ve a una chica fea: ve un cardo borriquero.
El motrileño no te dice que estás equivocado: te dice ¿de qué vas, tontopollas?
El motrileño no se enfada: se rebota.
Al motrileño no le sale algo mal: se le va tó a tomar por culo.
El motrileño no es sencillamente genial: el motrileño es la polla.

Búsqueda en Google de:

El conflicto del Sahara Occidental y la poca vergüenza española

Se puede ver a pantalla completa

La verdad sea dicha, ni me he entretenido en verificar los datos de este PPS, aunque a primera vista parecen ser reales, simplemente estoy probando esta última versión de Blogger que tantos coñazos me está dando y pongo por caso la configuración de las entradas. En mi anterior blog las configuraba todas en html, desde añadir imágenes, opción que han quitado, hasta que los Gadget, me desaparecen de la barra lateral y se colocan bajo los post. Si sigue en el plan de que hagamos las cosas como a ellos les venga en gana, sin darnos otras opciones, me trasladaré a WordPress, o a cualquier otro alojamiento.

Búsqueda en Google de:

Controladores aéreos, Pepiño Blanco, su cara dura y la que no da Zapatero


Los controladores militarizados, y un sinfín de catástrofes mas son las que al parecer han desencadenado los controladores aéreos.
En primer lugar, , sin embargo, . No hace falta ser un genio, para saber que esta se la adjudica a los medios afines, o sea que en la actualidad, o pasas por el aro o te quedas sin ella. No deja de ser llamativo con todo el galimatías que se formó a cuenta de la paralización del espacio aéreo español, ningún medio recurrió a los controladores para que nos contaran su opinión, y si lo hicieron fue para ridiculizarlos.
Los controladores se pasaron, no me cabe la menor duda, pero también sospecho que al que llegaron hace unos meses, alguien, y Pepiño lleva todas las papeletas, se lo ha pasado por el forro de las criadillas.
Para saber lo que piensa este colectivo, no te vayas a ningún medio de comunicación al uso. Yo he buscado en internet y esto es algo de lo que he encontrado:






La lista seria interminable.
Ni quito ni pongo rey, solo me imagino Pepiño de tal guisa

El tabaco, los impuestos y la desinformación


La verdad es que andaba reduciendo mi dosis de tabaco con idea de abandonarlo, pero después de escuchar las noticias del medio día, me entran ganas de volver a mis dos paquetes diarios y volverme un furibundo investigador acerca de las mentiras que sobre él se dicen.
En primer lugar la OMS, ese organismo que anunció que el virus de la gripe A, o como narices la bautizaran después, nos acojonó diciéndonos que mataría a la mitad de la población mundial y que hizo que la industria farmacéutica se forrara más de lo que normalmente lo hace, ahora nos dice que . ¿Cómo coño hacen estos estudios? Lo dice esta mierda de organismo y palabra de dios.
Con todo, lo que más me ha cabreado, es que el consejo de ministros, siguiendo con sus improvisaciones para poder cumplir con los dictados de Bruselas, vuelven a subir el impuesto del tabaco, cosa que me parecería normal si no hubiera otro sitio de donde sacar dinero (también puede que otro día haga un listado).
Como adelanto sobre las mentiras del tabaco, ahí van estas web [cosa curiosa al igual que ya han censurado a WikiLeaks, difícil es encontrar algo (original) sobre Joe Vialls].



.

Desaparece WikiLeaks. Los trapos sucios del Imperio





Mira por donde esta mañana, me iba a dedicar a echarle un vistazo a WikiLeaks, y ha desaparecido de la . Sigo informándome y el imperio se la ha cargado (el que teme algo debe). ¿Qué es Wikileaks? Según dicen ellos mismos, es una organización sin fines de lucro, los medios de comunicación dedicado a ofrecer noticias e información al público. Ofrecemos una forma innovadora, segura y anónima para las fuentes independientes de todo el mundo para filtrar información a nuestros periodistas. Publicamos material de significado ético, político e histórico, manteniendo la identidad de nuestras fuentes anónimas, proporcionando así una forma universal de la revelación de las injusticias suprimido y censurado.

Quizás también te interese saber .

Seguía extrañándome que en internet, no hubieran burlado la censura y así ha sido. Si quieres acercarte a ella (antes de que la vuelvan a putear) puedes llegar desde .


Búsqueda en Google de:

De los Ingresos del estado (España), nos gastamos el 78 % en administrar el otro 22

Hoy es el día de volverme loco; empecé con la crisis, y continúo investigando. He recurrido a varias fuentes (, de información.com y a del Ministerio de Economía y Hacienda).
La verdad sea dicha, casar todas las informaciones es difícil, porque no están hechas para el común de los mortales [que son los que los votamos (es un decir)], pero extrayendo datos he sacado el cuadro que encabeza este escrito.
Son muchos los presupuestos que he hecho en mi vida, y en ellos había dos grandes partidas, Gastos e Inversiones.
Ya hace años me escandalicé cuando leí por algún lado que nos gastábamos el 60 % en administrar el otro cuarenta, lo cual me parecía un verdadero disparate, pero si es verdad a las conclusiones que he llegado, la cosa es de cárcel. Si alguien llega hasta aquí, cosa que dudo, agradecería me corrigiera en caso de estar equivocado, si así no fuera, la cárcel se quedaría corta para nuestros mandatarios.
Volviendo a la economía familiar, que alguien nos dijera que de sus ingresos (salario) se gastaran en una gestoría el 60/70 % en que se lo administraran, nos diríamos que están locos.

Búsqueda en Google de:

La economía familiar y la economía de los gobiernos


Repito escrito de crisis, porque entre otras cosas me tiene obsesionado/asustado. Como sigan por el camino que van los políticos, nos van a llevar a la ruina (ya nos han llevado), no solo a la generación actual, sino a las venideras.
En un escrito anterior me preguntaba qué coño eran los mercados, a lo que escuché a cierto tipo que los teníamos por entes perversos y que de eso nada, que simplemente eran, llamémoslos organismos, a los que los ahorradores les encargaban sus dineros y que no los invertían en cualquier parte sino que se aseguraban no solo donde obtener la máxima rentabilidad, sino que huían del peligro de hacerlo donde existieran dudas de su recuperación (España está en las antípodas). Hasta aquí perfecto, aunque mantengo que hay algo más.
Si, aunque sean raras avis, los ahorradores también existen, y yo siempre he sido uno de ellos; lo puedo asegurar. En mis tiempos de Marino Mercante, ganaba mucho dinero, y cuando pasé a tierra, a pesar de ocupar el tercer puesto en lo referente al salario de todos los que allí trabajábamos, no dejaba de ser una cuarta parte de lo ganado anteriormente. Me hice una pregunta y una reflexión: ¿Cómo puede sobrevivir esta gente con esta miseria?, y la segunda: Por detrás de mí, hay cuatrocientos ochenta y siete que cobran menos que yo y no se quejan. Tengo que adaptarme, me dije, y lo conseguí. Jamás me compré un vehículo mediante una financiera, ni mi lancha Zodiac, ni mis vacaciones en la playa; todo lo pagaba al tuntún, por supuesto habiéndolo ahorrado antes. El colmo fue la segunda vivienda en la que actualmente vivo.
De ese mi primer trabajo terrícola pasé a otro en el que el salario me fue en aumento, pero ya había llegado el tiempo de vivir por encima de nuestras posibilidades, y observaba a mis compañeros, que si yo tenía un Passat, ellos tenían que tener un BMW, cosa que conseguían mediante la adquisición de un préstamo. No solo fue el vehículo, sino que su casa habitual, se les quedaba pequeña y se embarcaban en otro préstamo para adquirir una por encima de sus posibilidades.
Leopoldo Abadía, que después de jubilado se está forrando, le escuché decir, que los gobiernos debían seguir el ejemplo de las familias ahorradoras, a lo que un estúpido periodista, con ínsulas de intelectual, le contesto que no comparara la economía familiar con la de un país. Contestación: me gustaría me explicara el por qué, porque esta misma pregunta se la he hecho a los mejores expertos en economía y nadie ha sabido contestarme. Por supuesto tampoco hubo respuesta del intelectuactoide.
Los que han provocado esto han sido los bancos, los gobiernos y los retrasados mentales que no veían en el follón que se estaban metiendo. Los bancos nos perseguían para darnos un crédito. Se me ocurrió preguntar por las características y precio de un vehículo y el vendedor del concesionario me persiguió hasta en la sopa. Todo esto lo sabían los gobiernos, pero su teoría era que si consumíamos, fuera entrampados o no, la economía iba hacia adelante. Hasta que ha estallado todo. Ni con mucho son estas las causas ultimas de la crisis; la multiplicación por tropecientos del personal necesario para llevar la administración de nuestros impuestos (para nada estoy hablando de los funcionarios), tanto en el gobierno central, autonomías y ayuntamientos es, entre otras, las que nos ha llevado a esta situación.
Principales culpables: Los políticos, sean del color que sean.
Una última apostilla: En mis tiempos estábamos convencidos que queríamos un mundo mejor para nuestros hijos. No solo no lo hemos conseguido sino que hemos llevado al caos hasta el de nuestros nietos y paro de contar.

Búsqueda en Google de:

El virus del resfriado y la industria farmacéutica

Estornudos, secreción nasal, dolor de cabeza, goteo y congestión nasal, ojos llorosos, picor, dolor o flema en la garganta, tos, cansancio y una sensación de malestar general. Es una de las enfermedades más comunes que, por lo general, dura entre 3 y 10 días. Aunque el resfriado común no tiene cura, los síntomas generalmente se resuelven espontáneamente en 7 a 10 días. Esto leo por ahí que son los síntomas de la resfriado. Por si alguien lo duda, le aseguro que puedo certificarlo incluso ante notario.
Como mínimo hace más de tres años que no recibía la visita de semejantes bichitos [los virus del resfriado (así también los encasilló un antiguo ministro)], y no esperaba su visita para nada, ha sido una verdadera sorpresa, puesto que vivo en un lugar, en el que semejantes elementos se perderían por el camino, pero hete aquí, que mi compañera del alma, se le ocurre ir a los madriles, y me los ha traído todos.
De siempre he sabido que contra estos malditos virus no hay medicinas (no es la primera vez que la OMS nos llama la atención por consumir contra los mismos antibióticos), solo las hay para aliviar sus síntomas y la industria farmacéutica se frota las manos cada vez que llega el invierno (se desarrollan mejor con el frio), porque solo en analgésicos, gotas para la nariz (obstrucción de la misma), espray para la garganta y no sé cuántas chorradas más, nos gastamos verdadera fortunas. Las multinacionales de los medicamentos, habrán hecho sus cálculos y se habrán dicho: Con el medicamento para curarlo, o prevenirlo, ganamos X y con los de aliviarlo Y, sensiblemente mayor que X, luego dejemos las cosas como están. No acabo de creerme que a estas alturas de la película, en qué, en laboratorio, se inventan virus, llámese de la gripe A, aviar y otros que ni siquiera bautizan, no se haya descubierto una vacuna contra el resfriado.
También leo: Ahora un equipo de médicos de las universidades de Maryland y Wisconsin ha resuelto parte del misterio. En la edición digital de la revista «Science» detallan la secuencia del genoma de casi un centenar de cepas del rinovirus que causa el catarro común, aunque probablemente haya muchas más. Los códigos genéticos se han unido en un árbol genealógico que muestra cómo las distintas cepas están relacionadas. De esos genomas, se podrán obtener los puntos más vulnerables del rinovirus para atacarlo. El estudio se basa en las muestras de fosas nasales humanas recogidas en todo el mundo durante dos décadas. ¡A buena hora mangas verdes!

Búsqueda en Google de:

Mercado, banco, dinero ¡Vaya tres palabrejas!

Ordóñez urge la reforma de las pensiones para calmar a los mercados‎, puede ser una de las noticias con las que nos atosigan estos últimos días; o esta otra: Portugal espera que el rescate de Irlanda tranquilice a los mercados‎. No entiendo nada. En primer lugar, ¿qué o quiénes son los mercados? Busco en y sigo sin enterarme, pero la verdad es que todo esto asusta, fin último que pretenden, pero ¿Quién? Al final voy a terminar creyendo en los , aunque no me imagino a unos señores misteriosos, paseando en unos Ferraris, marca que con todo este lio está aumentando sus ventas. El euro se desploma frente al dólar y alcanza niveles de agosto, es otra de las noticias con la que te puedes desayunar, o esta otra: Cinco bancos españoles, entre los más solventes del mundo, claro que al día siguiente te dirán que los mercados desconfían de los bancos.
¡Vaya tres palabrejas! Mercado, banco y dinero. Mi mente matemática no consigue casarlas, ni saber la causa de la crisis y mucho menos como salir de ella. Sabios tiene la iglesia. Lo que si se, es quienes van a pagar/están pagando las consecuencias. Los bancos crean la crisis, y nosotros (los gobiernos con nuestros impuestos) acudimos a rescatarlos. No se lo cree ni el que asó la manteca. ¡Vamos, que buscan a los más chorizos y aunque ellos no lo pidan les dan unos prestamos que saben que jamás devolverán! Tiene que haber algo más. ¿Quién les dio la orden para hacer esto?
¿Donde está el dinero?


El dinero: Poderoso caballero es don Dinero. Quizás mucho no sepan que este junto a los bancos, fue una de las principales causas de la independencia de Estados unidos. Tampoco que ese trozo de papel tiene el valor que quieran darle, lo solemos asociar con lo que nos dan a cambio (un café, nuestro trabajo), pero también somos conscientes de que cada vez nos dan menos. ¿Y si desapareciera y volviéramos al trueque? No quiero ni imaginármelo: Se paralizaría el mundo. La verdad es que escribiendo pensaba se me encendería una lucecita, que no solo me hiciera casar estas cuestiones, sino que viera alguna solución de escapar de los depredadores, pero lo único que estoy consiguiendo es que me duela la cabeza, así que aquí lo dejo.

Búsqueda en Google de:

Marcos, viviendo entre lobos

Viendo la televisión, me encontré con este curioso personaje y me acordé de la etiqueta curiosidades que he abierto en este blog. Pocas cosas curiosas encontraré como esta. ¿Qué hubiera pasado si ese/os cazadores no lo hubieran descubierto y hubiera seguido su vida entre los lobos? La verdad es que no me lo imagino en la civilización trabajando de albañil. Me lo seguiré imaginando libre como los pájaros.

 

Búsqueda en Google de:

La rápida expansión musulmana

Puede ser que como consecuencia de acoso informativo/desinformativo, a raíz de los acontecimientos en el campamento saharaui del Aaiún, y a favor y en contra de Zapatero (la verdad es los que están en contra son abrumadora mayoría) me viene a la mente lo que un día escribí sobre la cultura musulmana y su incomprensible declive. Hay dos frases que las tengo bien grabadas: Le recuerdo que cuando Londres era un villorrio, Córdoba ya tenía alumbrado público y ... Cuando París apestaba, las acequias de la Alhambra olían a jazmín.
También puede que coincida que estoy leyendo un libro sobre los musulmanes en España.
La verdad es cuanto más leo sobre el asunto, más liadas tengo mis neuronas.
Como botón una muestra: Táriq (que no Tarif), desembarcó con 1.700 hombres (7.000 ó 12.000, según las fuentes árabes), beréberes (él también lo era) en su mayor parte. Si nos vamos a la historia antigua del islam, apaga y vámonos, según las fuentes sean suníes, chiíes o ibadíes.
No pretendo hacer una recopilación histórica ni mucho menos, voy a intentar escribir lo que tengo cogido con pinzas en mi cerebro para ver si logro entender el por qué los árabes de estar aburridos en su desierto, pasaron a ser tan expansivos. Sinceramente creo que nada tiene que ver con la religión.
Los árabes eran nómadas, o sease, vivían de la cría y pastoreo de rebaños mediante desplazamientos de las zonas en las que había pastos abundantes durante las lluvias, a aquellas otras en las que existían pozos. Los pastos al parecer no sobraban (no me imagino Arabia hecha un vergel en aquella época), por lo que era común entre ellos las , cuya finalidad era ahuyentar el ganado de las tribus vecinas, pero a nadie le agradaba que espantaran a su ganado motivo por lo que acababan a sablazo limpio. Esto junto a otras contiendas producía bajas, cosa que les venía muy bien, porque la abundancia de alimentos brillaba por todo lo contrario, y ya se sabe cuántos menos, más a repartir.
Mahoma, que era líder religioso/político, lo normal por aquellos pagos en aquella época (lo imita muy bien en ese aspecto el rey, o lo que sea, del país vecino del sur), y una de sus obsesiones era la unión de los árabes, pero pronto comprendió que las razias eran incompatibles con la misma, pero si estas se hubieran suprimido la escasez de alimentos se hubiese agravado. Las razias se hacían contra cualquier tribu o familia con la que no se mantuviera buenas relaciones.
La cosa empezó en Medina, y dejó bien claro, que quienes desearan ser aliados suyos, debían convertirse al islamismo y reconocerle como profeta, por lo que la tribu mahometana fue en aumento, y se comprende fácilmente que las incursiones de saqueo se dirigían contra los no musulmanes; así pues, a medida que aumentaba su tamaño era necesario dirigir esas expediciones cada vez más lejos. La bola de nieve empezó a rodar.
Que consiguiese la unión de los árabes, comprendido, pero repito, esto era una bola de nieve y a continuación se expandieron por Siria, Irak, Egipto, y norte de África. La siguiente pregunta es: ¿De dónde coño salieron tantos árabes, no solo para mantener la ocupación de los territorios conquistados, sino para seguir expandiéndose? La verdad es que no fueron tontos. Convertían por narices a los idolatras, caso de Arabia, pero respetaban a los pueblos del libro, los judíos y los cristianos; no se les obligaba a convertirse al Islam, sino más bien mantenerse en sus creencias. Los bienes capturados como botín, se repartían entre los participantes en cada expedición, pero cuando los musulmanes árabes empezaron a conquistar tierras, prefirieron no dividirlas entre ellos ni adoptar un modo de vida agrícola, era más útil, que las siguieran cultivando sus propietarios y ellos cobrarles un impuesto. ¡Botín más impuestos!.. ¡Esto es un chollo!, se dirían los árabes ¡Continuemos!, y aunque el mando supremo seguía estando en manos de gentes de raza árabe, una parte considerable de la fuerza expedicionaria paso a estar compuesta por gentes de las tierras conquistadas, especialmente bereberes cuando de la expansión hacia el oeste se trataba. Así fue como pudieron avanzar con tanta rapidez y conservar sus conquistas.
Búsqueda en Google de:

La almohada de Kiko

No son humanos, pero lo que para mí es seguro es que cada uno tiene sus manías, y una de las de Kiko es buscar para tumbarse un lugar en el que haya algo en el que apoyar la cabeza, cosa que nunca se lo he visto hacer a Penca ni a Fideo.

Búsqueda en Google de:

¡Como echo de menos mi Costa Rica!

¡Dios, como echo de menos mi Costa Rica! El tiempo que me está haciendo es lo más desapacible que lo puede ser. Viento, frio y lluvia que no termina de caer. Muy cerca Sierra Nevada, ya todo blanca por la nieve. Nunca he soportado el frio. Me acobarda. Cuando construí esta casa, le hice un buen aislamiento térmico y el sistema de calefacción por radiadores, le puse dos focos de calor, la chimenea, que no deja de ser una caldera y otra eléctrica que funciona por la noche. ¡Pues nada!, solo de asomarme por la ventana que tengo junto a mí y ver las hojas cayendo y el cielo gris, la moral se me baja a los suelos.
¡Si lo sé no vengo! Me vine de aquel paraíso pensando que tenía que resolver cosas, con la idea fija de que antes de que llegaran los fríos, estaría de vuelta, pero nada, el hombre propone y dios o el destino dispone. Nada he resuelto de lo que me trajo por estos lares, y lo que para nada tenía previsto es el dichoso tumor en la vejiga. Me lo operaron y tengo la sensación de que están experimentando conmigo. He investigado y de los tres tipos de tumores posibles en la vejiga, el mío era el más benigno, pero me imagino que al igual que todos, tiende a reproducirse y la Seguridad Social no soportaría hospitalizarme y pasarme por el quirófano nuevamente, así que cada cierto tiempo, vía meato, me introducen, vete tú a saber que veneno, para que no lo haga. ¿Hasta cuándo me tendrán así? No lo sé, pero probablemente, un día se me hinchan las narices, cogemos el avión y nos volvemos.
En un escrito anterior, había hablado de mis problemas con mi dentadura. La verdad sea dicha desde que tengo uso de razón, para mí ha sido un problema: Empastes, matar nervios, extracciones, injertos y paro. Si sumara todo lo que llevo gastado en ella, probablemente tendría para costearme un negro [¡con perdón! (para nada soy racista)] que me masticara los alimentos.
Ayer no sabía exactamente qué es lo que me iban a hacer. Ya en la Clínica me había hecho radiografías, pero no debía ser muy fiables y me mandaron a otra dedicada solo a TAC, ecografías y demás (la medicina privada avanza a pasos agigantados) a repetirla. Pues bien con ella en pantalla, empiezan a trastearme, y le digo que pare, que rabio de dolor. Otra inyección de anestesia y así hasta cinco. Al parecer tienes una infección, me dice (¡para qué coño sirvió tanta radiografía!, me pregunto) así que tomate estos antibióticos y estos antiinflamatorios, junto a este protector de estómago y si te duele, te tomas estas píldoras. ¿Qué si me duele?.. ¡Rabio! Ayer cuando llegué, me inflé de píldoras antidolor, pero no sé si por efecto de la anestesia, temblaba de frio. A la cama con una buena estufa apuntándome. Por la noche cene un puchero pasado por la batidora.
Esta mañana no estoy mejor.
Me acuerdo de Williams y sus recetas naturales. Precisamente contra el dolor de muelas, era masticar dos ajos y aguantarlos en la boca. La verdad es que lo experimente una vez y no pienso repetirlo.
Definitivamente, sí; me acuerdo de mis atardeceres, de aquellas playas y de los congos despertándome a las cinco de la mañana.




Búsqueda en Google de:

Los gringos nos la juegan por todos lados. Inyectan dólares en su economía


Oigo en las noticias: La Reserva Federal, introduce 600.000 millones de dólares [¡Ahí es nada! (Compara con los de España)] en la economía de Estados Unidos. Me llama la atención la poca importancia que le dan al asunto. Miraré los telediarios de la noche, me digo, cosa que hago, y nada. Ni dan la noticia en todas las televisiones, y en las que las dan, de pasada. Esto me escama, veré los debates sobre política, que no son pocos. Ni mencionar el asunto. El tema es Rubalcaba. Peleas de gallos entre políticos y a los parados que les den por el culo. En mis tiempos se decía que darle a la máquina de hacer dinero era empobrecer el país, y a mí que Estados Unidos se empobrezca me la suda, pero tiene que haber algo más. Busco noticias en la web, y veo que Alemania se niega a hacer lo mismo, por lo que nosotros, nos aplicaremos aquello de donde manda patrón no manda marinero. No hace falta ser un experto para darse cuenta que las exportaciones españolas bajaran lo que significa que las empresas que se dediquen a tal, irán cerrando, y sigue la espiral. Confió en que sea China la que le pare los pies al imperio, de hecho ya anda pidiendo que sea .
¿Y Zapatero qué? Aunque es el último eslabón de la cadena que nos ha llevado a esta crisis, debía marcharse de una puñetera vez y dejar a uno de los adláteres de Botín, que intente mejorar la cosa. Al menos me alegro de que se haya sacado de la manga esa ley (muy importante a estas alturas) de que los apellidos vayan en orden alfabético (sé que no es exactamente así), por lo que el suyo será el primero en desaparecer.

Búsqueda en Google de:

Convencido, Islero no mató a Manolete, fue el tabaco

Lo del tabaco, pasa de castaño oscuro, hasta las cifras espeluznantes del paro van a ser consecuencia de la Nicotiana tabacum. La verdad es que es cabreante.
Me vine de Centroamérica con la intención de resolver algunos temas burocráticos, de esos que te amarran al sistema, han pasado varios meses y no solo ninguna de ellos se ha solucionado, sino que he ido acumulando otros y curiosamente la mayor parte de ellos han sido provocados por el tabaco.
Orinaba sangre, y la verdad es que no le hacía mucho caso. Ya hace bastantes años, me pasó igual y el médico me dijo que me tomara no sé qué medicamento y si me desaparecía, que ni caso, que probablemente sería la rotura de una pequeña vena. Me desapareció y di por hecho que tal había sido la causa, razón de la poca importancia que le di esta última vez. Se fue complicando la cosa y terminaron operándome de un tumor en la vejiga (escribí sobre esta operación en mi anterior blog y puede que vuelva a volver a hacerlo en este).
Aun en la mesa de operaciones, mientras el urólogo que me había trasteado daba por acabado su tarea, me dijo (la anestesia fue epidural) que fuera pensando en quitarme de fumar, puesto que era el causante del dichoso tumor.
Aún estoy recuperándome de la operación y teniendo problemas de boca acudo a una clínica dental. Vengo de hacerme un implante, vamos que en la mandíbula me han atornillado un esparrago (tornillos sin cabeza y roscado por una parte) al cual se fija una pieza. Coincide que el cirujano que me ha gastado tal broma fue el mismo que hace unos tres años me coloco otro, y al acabar (no antes) me pregunta: ¿Fumas?
Normalmente dos paquetes diarios, pero ahora me estoy restringiendo algo, y voy por uno.
¡Claro!.. Los implantistas (creo que esa es la palabreja que me ha dicho), os tememos. ¿Sabes que si te viene una infección el causante va a ser el tabaco? Curiosamente la vez anterior ni pregunto si fumaba.
La verdad es que mi boca no estaba como para soltar ningún improperio (ya se me pasaba el efecto de la anestesia), pero lo veré nuevamente y seguro que no me quedare callado.
Sigo sin comprender que siendo el tabaco el causante de tantos males, no lo prohíban. Nada he escuchado de que la coca o la heroína, produzcan tumores ni infecciones y sin embargo están prohibidos.
Son muchas las veces las que he dicho que el tabaco es una verdadera mierda, al menos tal y como nos lo venden (la verdad es que no recuerdo como sabia cuando lo fumé tal y como salía de la planta), peo de ahí a que sea el culpable de todos los males de la humanidad hay un trecho.
Los médicos actuales se guían por estadísticas y a las posibles enfermedades aplican los dichosos protocolos.
Tengo fiebre, me duelen las articulaciones…
Nada, usted tiene gripe.
Todavía no se dé ningún médico que haya leído un estudio científico en el que se demuestre que el tabaco produce cáncer de pulmón y dudo de que exista, puesto que serían muchos los familiares de los que habiendo muerto por esta causa, hubieran denunciado a las tabacaleras y lógicamente habrían ganado (se han dado muchas denuncias y no recuerdo de nadie que nadie se haya salido con la suya), sin embargo hay datos que al menos dan que pensar, como por ejemplo que Grecia sea el país con mayor índice de fumadores y sin embargo uno de los con menor índice de cáncer de pulmón.



También es muy sospechoso que coloques en Google la siguiente frase: y no encuentras nada, cuando he leído cantidad de artículos que dicen justo lo contrario, y como muestra basta un (Este Blogger es la hostia, no pone este enlace en rojo y subrayado como el anterior).
Sí, me joden estas consignas de baja intensidad que van calando entre la gente, pero mucho más me jode que los profesionales, en este caso los médicos, no se informen mínimamente de las que les dan los políticos.

Búsqueda en Google de:

De cómo me dieron por el… meato. Hematuria por tumor en la vejiga

La verdad es que hay veces que me paso. Al menos desde el mes de febrero orino sangre, pero hace bastante tiempo que soy partidario de la teoría hipocrática de dejar al cuerpo que actúe. La cosa era intermitente, echaba un grumo y se me cortaba. Ya en España, no recuerdo bien cuando me volvió la hemorragia, y los grumos que expulsaba pasaban de castaño oscuro, sin que se me cortara.

Alguien había estado en mi médico de cabecera porque mi tarjeta sanitaria había dejado de darles órdenes a las computadoras farmacéuticas de las medicinas que me correspondían, y al ver este el tiempo que hacía que no había estado sin reclamar los servicios de la Seguridad Social, me imagino que aparte de pensar que con elementos así su trabajo peligraría (cosa normal a estas alturas) por una vez aplicaría la medicina preventiva así que dijo que como mínimo fuera a hacerme unos análisis y que después pidiera cita para verlo.

Así hice por aquello de una vez al año no hace daño.

Lee delante de mí los resultados de los análisis de sangre y no de orina (nadie me dijo que tenía que hacérmelos), y cuando pone el papel sobre la mesa aprovecho para contarle mis cuatro achaques. Cuando en tercer o cuarto lugar le cuento lo de la sangre en la orina, cambia la expresión de su cara y me dice: Ahora comprendo lo de la anemia que aparece en los análisis.

Mira, te podía dar cita para el urólogo, pero mi consejo es que te vayas a urgencias.

Dicho y hecho (no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy), cojo un taxi y al hospital me dirijo.

Me atienden bien, no veo las aglomeraciones que en otros casos habia visto, las instalaciones me parecen buenas y no es mucho el tiempo que tardan en atenderme (no todo va a ir mal en este país). La doctora que me ve, me dice que me harán análisis de orina y sangre, y que cuando estuvieran los resultados me volverían a ver. Paso directamente a la consulta de enfermería, pinchazo en la vena y meada en el bote en el que suelto un hermoso grumo.

¡Bueno, bueno! Me dice cuando me vuelve a ver, tienes bajo el hierro, yo te aconsejo que comas higaditos. Te vas a tomar estos antibióticos que te receto, cuando los acabes vuelves a tu ambulatorio que te hagan los análisis que te pongo en el informe y con ellos vas a ver a tu médico de cabecera. ¡Ahhh! bebe mucha agua.

Menos en lo de los higaditos cumplo a rajatabla lo de los antibióticos y lo de beber mucha agua.

Aproximadamente una semana de unas hermosas píldoras, una por la mañana y una por la noche, pero en el transcurso de la misma observo que la sangre aumenta, los grumos son cada vez son más dolorosos de expulsar, y que la debilidad se va apoderando de mi cuerpo. María insistía que fuéramos a urgencias, pero yo total enemigo de los protocolos, quería seguirlo.

Día D, me despierto a las siete de la mañana, me ducho, me visto y cuando entro en el baño para peinarme, noto que las piernas no aguantan el peso de mi cuerpo y caigo como si de un trapo se tratara. Voy recobrando la conciencia y veo que mi hijo trataba de incorporarme a la cama, a María la escucho por teléfono pedir una ambulancia. Cuando me doy cuenta estoy acostado dentro de la misma camino del hospital.

A la llegada, un poco de espera, se acerca una camilla y me llevan directamente a la enfermería. Toma de sangre y ya me dejan la "guia" fija y me advierten que me van a colocar una sonda y que me dolerá. Hasta aquí estaba convencido que no temía a nada y soporto muy bien la introducción de semejante cuerpo extraño. Unos cincuenta centímetros de larga, y uno en la parte ancha de su sección oval. Paso en camilla a algo así como una sala vigilada de emergencias. Se interesan por mi estado varias enfermeras, pero pasa el tiempo, y por la experiencia anterior supongo esperan los resultados de los análisis.

Muy tranquilo; quizás demasiado tranquilo. Camillas solo estaba la mía, pero había muchas sillas de ruedas con gente sobre ellas. Me dedico a observar a uno/a por uno/a y lo que más me llama la atención era la cara de miedo (en algún caso quizás de terror). No me entraba en la cabeza. ¿Miedo a qué? Después lo pagué.

Veo por allí a la doctora que me atendió la primera vez y no tuvo el detalle de hablar conmigo. Sé que lo hizo con María lo que me hace pensar que tenía mala conciencia. Con lo de los higaditos, se pasó.

Una de las enfermeras se me acerca y me dice que pronto vendrá a verme un médico. No tarda mucho en hacerlo y me comunica que me van a pasar a planta. Llega el celador y viaje en camilla por pasillos, ascensores hasta llegar a la que va a ser mi habitación durante no sé cuántos días [he perdido el sentido del tiempo (he tenido que preguntar en qué fecha me ingresaron)].

Habitación doble y con las dos camas vacías. Me ponen junto a la ventana, lo que después comprobé me vino muy bien. Me conectan una gran bolsa de agua a la sonda y otra bolsa de suero a la guia. No es mucho lo que tardaron en sustituir esta última por una de sangre. También desde la sonda otro tubo hasta otra gran bolsa situada en el suelo.

Traen de quirófano a alguien que acababan de operar del tímpano. Iban a acometer reformas en la otra ala de la planta dedicada a otorrinolaringología, y mezclaban enfermos. Ese mismo día le dieron de alta y volví a quedarme solo.

¿Pero y de mi sonda? La verdad es que ni con mucho esperaba lo mal que lo iba a pasar con el dichoso invento. El que la sonda tuviera sección ovalada tenía su explicación: En realidad es un doble tubo uno conectado a la bolsa de agua alta y otro a la baja; por gravedad, el agua pasaba de una a otra y a su paso por la vejiga la iba limpiando de coágulos (así los llamaban ellos). El flujo se regulaba en el gotero. Todo hubiera ido bien si los coágulos hubieran sido de menor diámetro que el interior del conducto de salida, pero no, los míos debían de ser enormes y la atascaban y cuando esto ocurría puedo asegurar que el dolor era horrible. La única solución para que no rabiara era desobstruirla cosa que hacia la enfermera metiendo agua con una jeringa en sentido inverso. Ya aprovechaba para hacer unas extracciones en las que sacaba cantidad de grumos (alguien insinuó que aquello parecía asadura). A todo esto, intentando buscar la mayor concentración de grumos, sacaban y metían la sonda para que fuera recorriendo las diferentes partes de la vejiga. También al hacer la extracción se atascaba la jeringa (o la sonda) y me hacía un vacío que me causaba un buen dolor. Todos estos dolores que me causaban con las extracciones no eran nada comparados con el que me producía la obstrucción de la sonda.





Las obstrucciones, y por tanto los dolores para rabiar, iban en aumento, así que la enfermera pensó que aquello se escapaba de sus posibilidades y aviso al urólogo de guardia el cual vino acompañado de un MIR. Recibidas las explicaciones de la enfermera, lo primero que le dice es que se traiga una sonda del veintidós (¿o ciento veintidós?), que la que tengo es demasiado pequeña (¡Dios!.. a mí me parecía enorme).

Esta vez lo voy a hacer yo, dice dirigiéndose al MIR, así que fíjate para la próxima vez que seras tú el que lo haga.

Sin contemplaciones tira de la que tenía y me introduce la nueva. Jeringazos van y jeringazos vienen. Impulsa agua y extrae coágulos, mueve la sonda buscando los posibles nichos donde se acumulan. Después de más de media hora, acaba. No sé cómo se quedaran las mujeres después de parir, pero yo sentí una gran sensación de alivio, a pasar de la extracción de la sonda y de la introducción de la nueva y de los movimientos de esta última.

Desde que llego noté su acento latinoamericano, así que al acabar le pregunto qué de qué país era. Venezolano, me contesta, o de lo que queda de ella. No debe ser muy partidario de Hugo Chaves.

No es por nada, le digo, pero ¿cuándo me vais a operar?

Vamos a ver, me dice, para operarte primero hay que diagnosticar lo que tienes, cosa que aún no se ha hecho. Tu estas en esta cama no para opérate, sino porque has entrado con una hematuria bien jodida, cuando debías tener un valor de trece de hemoglobina, estas en cinco y lo extraño es que no te haya dado un infarto al no llegarte oxígeno al corazón.

Ni con mucho, fue el último espasmo, obstrucción de la sonda o como coño se llame, que tuve, así que no sé exactamente cuántos días pase rabiando. En especial recuerdo uno a las cuatro de la mañana, en el que no se el por qué me imagine con la cintura rodeada de unos cartuchos de dinamita y no encontraba el botón para hacerlos estallar. Lo hubiera hecho con sumo placer.

¿Alguna mujer pariendo habrá sentido esa necesidad? Sé que las comparaciones son odiosas, pero lo cierto es que una mujer pare y se acabó; yo en estos días he parido multitud de veces, o al menos eso me ha parecido.

Un día en el hospital al menos para los/as trabajadores/as del mismo es pura rutina: se llevan líquidos, curas (inyección en la barriga y otras), cambio de sabanas, aseo del enfermo, desayuno, cambio de sueros y demás goteos (cosa de la que están pendientes los familiares), toma de temperatura y de tensión arterial y cuando todo esto se ha llevado a cabo, revisión médica. No sé por qué pensé: Estos me curan la hemorragia y me mandan para mi casa, y yo que quería acabar de una puta vez así que cada vez que aparecía el medico en su visita rutinaria, le pegaba la paliza insinuándole que sin operarme de allí no me iba.

Para poder operarte, se tiene que alinear los planetas con el sol: Que por la tarde que son las operaciones de urgencias, haya un hueco, que el anestesista este de acuerdo, que no fallen los materiales, etc., etc., etc.

Algo debí influir sobre él, porque para pasar por la mesa de operaciones, hacen falta unas pruebas preliminares y una mañana sin previo aviso, arrastran de mi cama, conmigo encima por supuesto, pasillos y ascensores nuevamente y a la sección de Rayos. Ecografía y el radiólogo, me dice que tengo un tumor en la vejiga y que la tengo llena de coágulos (que me lo digan a mí, me dije). Lo del tumor dicho en un hospital y siendo tú el portador, suena fuerte, pero me daba igual, lo importante es que lo quitaran.

Nuevo paseo en cama esta vez a rayos. Radiografías en dos poses distintas del pecho.

Ya daba por hecho que operarme me operaban, pero hacía falta que el hueco en urgencias.

Era por la mañana cuando veo aparecer a tres urólogos (los conocía) y me dicen que si no falla nada esta tarde me operan. El dios de alegría que di yo creo se escuchó en la luna. Se extrañan de semejante euforia, y me hacen firmar un par de papeles. Me imagino que lo que firmo es para librarles de responsabilidad en caso de que me quede frito en la mesa de operaciones, pero me da igual, lo importante es que me liberen de mis dolores.

Tarde larguísima. Las personas que tengo a mi alrededor me van avisando: ya han salido las limpiadoras del quirófano, ya han metido a uno, ya ha salido el médico y está informando a los familiares, otro más. Pasa el tiempo y ya dudo de que entre, pero por fin llega mi turno. Fui el último del día que operaron.

Reconozco que una operación no es moco de pavo, además de los tres urólogos, había bastantes más anestesistas, enfermeros, camilleros, y no sé cuántos más. Me queda claro que los que manda en la sala de operaciones son los anestesistas. Uno de ellos me hace firmar nuevos papeles y otro me hace una indagación a fondo sobre mi estado físico, posibles riesgos de la anestesia, y que intentaran dormirme solo de cintura para abajo, pero que no sería de extrañar que en un momento determinado recurrieran a la anestesia total. También que la parte de arriba me la anestesiarían un poco, para que no estuviera pendiente de la operación a lo que le dije que todo lo contrario, que quería no solo estar pendiente, sino no perderme detalle. Accedió a no adormilarme y a los urólogos les dije que si podían poner la pantalla de forma que yo viera lo que ellos; me dijo que no iba a ver nada pero que lo intentarían cosa que al final no pudo ser: O veía él o yo.


La operación a través del conducto urinario (así lo tengo). Final de la operación y el urólogo me dice que me han quitado un tumor de unos cuatro centímetros y otros dos del tamaño de una lenteja.

He de decir que con todos los que hable antes, durante y después de la operación se extrañaron de lo contento que estaba. Pregunte como solía llegar el personal a la sala de operaciones y me vinieron a decir que acojonados. No habrán tenido los dolores que he tenido yo, me dije.

Nuevo recorrido en cama hasta la sala de recuperación. Era el único que había. Varias horas allí. Notaba que iba recuperando la movilidad, pero no la sensibilidad. Creo que esta no la recupere hasta el día siguiente.

Traslado a mi habitación y cuando me las prometía felices, nueva obstrucción de la sonda. Enfermera limpiándome a base de jeringazos y no se las piensa mucho, me pone una inyección de morfina y caigo como un chorlito. Por supuesto es la noche que mejor dormí.

A partir de aquí, vigilancia del agua que salía por la sonda para ver si sangraba, espasmos, aproximadamente uno cada hora fuera día o noche. Y a no parar de darle la lata al médico que hacia el recorrido diario preguntándole cuando me iban a echar. Le saco que el viernes si todo iba bien posiblemente me darían el alta.

Aunque también se me hizo eterno, llego el viernes.


El medico solía pasar sobre las once y ese día paso a cerca de las dos. Me da el informe médico y una vez que me saquen la sonda (hacia un par de días que me habían quitado la bolsa que me suministraba el agua), carretera y manta.

Respira hondo, me dice la enfermera, tirón y allá sale. Tengo que decir que la sonda la meten con un lubrificante, pero este se solidifica y lo que en principio era una cosa lisa por el exterior, acaba siendo una cosa rugosa.

Camino de mi casa la sensación que tengo es que pasaba del infierno a la gloria, aunque también aquí me equivoque. Lo que llaman postoperatorio, tiene migas: espasmos en los que aguantas el dolor hasta llegar a un sitio donde mear, o no lo aguantas y te meas encima (diez o doce veces me dan por la noche, así que hay que imaginarse lo que duermo), no puedo tragar por el dolor de garganta (supongo que cuando tenía esos dolores horribles, o chillaba y me escuchaban en Latinoamérica, o intentaba amortiguar los gritos, cosa que hacía con la garganta, diarrea vete tú a saber de qué y paro.

Hay cosas que no entiendo: No entiendo que la industria farmacéutica no tenga un disolvente de coágulos, o puede que lo tengan y sea demasiado caro por lo que la Seguridad Social, se diga: te jodes y los hechas a pulmón.

La otra es el tabaquismo. En los hospitales, está totalmente prohibido fumar, y por otra parte saben, me lo confirmo el urólogo que pasaba revisión a diario, que el mono del tabaco es peor que el de la heroína. ¿Cómo coño no dan un tratamiento a los pacientes que son adictos o los dejan fumar?

Durante los tres o cuatro primeros días, el dolor ocultaba el mono del tabaco [es curioso como la mente establece las urgencias (primero sal de este dolor y después tendrás el mono)], pero pasado este tiempo, acudió y fumas por cojones. Yo lo hacía en la ventana, con la puerta de la habitación cerrada y un vigilante en la misma, el aire caliente en la habitación hace que a través de la ventana se establezca el efecto chimenea y el humo va hacia afuera. Esto gracias a que mi vecino de habitación, a pesar de no ser fumador, no solo me animaba a hacerlo, sino que me servía de vigilante. En los primeros con tres caladas me mareaba.



Una vez m me quitaron la bolsa de agua de suministro a la vejiga, la de salida de la misma la metía en una bolsa, como si fueras de compras, y dándome unos paseos siempre encontraba donde fumar. Es curioso que en la misma puerta del hospital, se ven enfermos entubados hasta los ojos y fumando. Es mejor ignorar la evidencia que ponerle remedio. O tratan a los adictos al tabaco a pasar el mono, o les permiten fumar; no hay otra.

No puedo dejar de citar aquí a Eduardo el compañero de habitación casi todo el tiempo de estancia. Casualidades de la vida, estuvimos diez años juntos en la Azucarera de la Vega. Cerraron y desde entonces no nos veíamos. Lo conocí solo ingresar, aunque él a mí no. Me daba ánimos y con las conversaciones que manteníamos, no solo recordando tiempos pasados, el tiempo en hospital se hizo más llevadero. Gracias también a Elia, su mujer.

Y qué decir de los familiares de los enfermos; los que los acompañan día y noche. Me dieron de comer (las manos las tienes inutilizadas con tantos tubos conectados a ellas), me dieron agua cuando tenía sed, avisaban a la enfermera cuando llegaban los dolores, te estiraban las sabanas cuando las arrugas se te clavaban hasta los huesos y un sinfín de detalles que hacen que dentro de estar hecho un bodrio, la cosa te sea más liviana. En mi caso le ha tocado a María. Podía haber sido sustituida alguna noche por alguna otra persona, pero ella no lo permitió. Cuando me despertaba por la noche y la veía acurrucada en aquella silla, me remordía la conciencia.

Dejar constancia que en La Seguridad Social me han tratado muy bien.

No hay mal que por bien no venga. Gracias a esta experiencia, he vuelto a ver a personas muy queridas que por circunstancias que no vienen al caso hacía mucho tiempo no tenía contacto con ellas. Espero fervientemente esta relación continúe.

Sigo con mis espasmos, sigo hecho una caca, no sé cómo coño he llegado a escribir esto, pero mi respeto por el castellano aquí se va a ir al carajo, no pienso enmendar en lo que lo maltrate. Quizás alguien a la que conozco se digne mandármelo corregido.

Búsqueda en Google de: