Mostrando entradas con la etiqueta Cumpleaños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cumpleaños. Mostrar todas las entradas

Vuelta a los orígenes. Antidepresivo de última generación: Zinosal 12,5 mg


Después de más de dos años tomándome el anti que me mando el malafollá de psiquiatra al que fui para saber una segunda opinión de mi diarrea mental o depresión (Antes la llamaban melancolía), y de que los baños de agua fría, aunque me hayan hecho bien, no me han quitado la colitis cerebral, y no queriendo quedar hecho una mierda para lo que me quede de vida (Por cierto, gracias Facebook, sé que hoy cumplo años), ayer decidí llamar (O más bien me llamaron) a mi antiguo brujo D Rafael Navarro , y quedamos citados a las once de la mañana.
Después de reírnos un poco de su congénere, hablamos un poco de lo que estaba tomando y solo me cambio el ansiolítico y el antidepresivo que no se si me lo mandara la Seguridad Social porque es nuevo (¡Vamos! Que voy a hacer de conejillo de indias).
No pasó como otras veces que nos hemos reído del mundo. Le advertí que dudo mucho de los antidepresivos y me dijo que los que no creen en ellos terminan por llevarle a los familiares para que se los receten.
Paramos a comprar un limpiafondos y vuelta a la casa.






Hacia poco que me había levantado de la siesta cuando me parece escuchar una voz de mujer, salgo y era una de mi hija que había venido a felicitarme por mi cumpleaños. Al poco apareció la otra. Ralea de nietos Me hacen apagar una velita (Que se apagó a la segunda) y después nos fuimos a la sombra del olivo que hay junto a la piscina. Allí estuvimos dándole a la lengua hasta que ya se hizo de noche y se fueron.
Me tome dos Coca Colas y hoy lo he pegado con la ansiedad.
Ya tengo setenta y dos tacos según me recordaron.

Búsqueda en Google de:

De la soledad más absoluta al cumpleaños de Sergio con abundante personal






Primero llego una muchacha, después una pareja, después otra, después Sergio y María con sus tres hijas.
Mientras eran esos estaba bien. Mantenía una conversación con Ángel que hasta salieron los silogismos de filosofía. Seguimos y hablamos del Infoca, de mis años de navegación y más. Lo de que estaba bien es un decir, en realidad no lo estaba, noté las neuronas en ebullición y que la ansiedad ya me llegaba al cuello, así que no me lo pensé mucho y me fui a la ducha de agua fría, aunque ya no lo está tanto.
Con el que yo me estaba entreteniendo, estaba de guardia y lo llaman por un incendio en la sierra de Lujar y se tiene que ir.



Me quedé un rato hablando con Dani, pero ya había demasiado ambiente y en mi cabeza ya empezaba la diarrea mental así que me metí para adentro a ver la televisión. Me llevaron una hamburguesa, creo que de buey y al poco, antes de las once me acosté sin despedirme de nadie.


Esta mañana me despierto y veo a la gata; no veo al negrillo y salgo fuera a llamarlo, anoche lo estuvo persiguiendo una perra de Dani. Al entrar estaba en la cocina desplumando una paloma que había pillado.

Otrosí digo: Esto para ti Angel. Pincha aquí. Me explicaste las razones.
Búsqueda en Google de:

Visita de familia y el paso de los años


Cada vez me doy más cuenta de que pertenezco a una generación pasada o a punto de pasar. Ya hace días que me habían avisado que un día de estos vendría Encarni a verme. En mis condiciones actuales, no ya el que me visite alguien sino el saber que más o menos tarde tengo, digamos una obligación, me sienta como un tiro, pero es de muy agradecer que vengan expresamente de Almería a verme, y más sabiendo que para Joaquín un viaje supone algo fuera de lo común en sus costumbres y para él es un esfuerzo.
No solo vinieron Encarni y Joaquín, sino que les acompañaron sus hijas Cristina y Laura. Yo me las imaginaba en Madrid, puesto que es allí donde están estudiando medicina, pero también es verdad que llevo demasiado lejos el no querer saber ni en el día en el que estoy y supongo que por estas fechas ya estarán de vacaciones.
Vinieron a una hora en la que ya me había echado hasta la siesta y nos sentamos junto a la piscina. Encendieron la barbacoa y de beber alguien habían preparado una sangría. También alguien iba a cumplir años.
Joaquín, como siempre, habla bastante conmigo y entre otras cosas me cuenta sus achaques.
Miro las caras tanto de Encarni como de Joaquín y veo que los años han pasado por ellas y pienso que ellos habrán pensado lo mismo de mí, por lo que cada vez me doy más cuenta lo que he dicho al principio, que somos una generación a punto de caer.
Se pasa el tiempo y ya noche entrada se van. A pesar de que les insisten para que vengan mañana nos aseguran que no, que se vuelven para su casa.
Es de agradecer que se acuerden de uno y hagan lo que yo no estoy haciendo y es ver a las pocas personas de mi época que aun puedo ver.
Pasan los años y cada vez, al menos los míos, mas jodidos.

Búsqueda en Google de:

Primer cumpleaños de Paula


Como el que no quiere la cosa ya ha pasado un año. Me acuerdo perfectamente que aquella mañana estaba en el muelle, y cuando vine, esta máquina me indico que alguien quería ponerse en contacto conmigo y no dude que era para decirme que había nacido Paula.
Ni corto ni largo me ha pasado el tiempo, lo que si recuerdo perfectamente es la alegría con la que recibí la noticia y en las horas bajas en que me encuentro ahora. Pasaran.
Quizás por el pesimismo de mi estado de ánimo, y viendo cómo va el mundo ahora, pienso en cómo estará cuando ella razone, y si es el que espero, vea con claridad que el mundo que le presentan (empezara por la enseñanza) no es el justo.
¡Ojala me equivoque!
Todavía me hace disfrutar. Los otros días la vi dar sus primeros pasos.

Feliz cumpleaños Paula

Búsqueda en Google de: