Nochebuena de 2016 en la parcela


No sé si es porque tocaba o porque ya voy saliendo de la depre. Esta mañana me he levantado a las diez, pero es porque anoche me ensestí con lo que estaba leyendo y fue a más de las dos cuando deje el libro. Ya estaban todos levantados, me tomo el cacao con un mantecado y lo primero que observo es que los radiadores están tibios. “Falta de presión” indica el display. Desarmo parte de la chimenea limpio el quemador y la doy por “encendible” Dicho así parece una tontería, pero posturitas para las que hace falta una magia corpórea que ni un contorsionista. Bueno he empezado esto por lo que hace una semana ni hubiera soñado hacer.


Anoche fue Nochebuena y ya mi hija la semana pasada había montado un árbol y diferentes adornos que han hecho las delicias de los gatos.


Anoche se puso a hacer comida como si hubiera vuelto la “mili”. Mantel psicodélico, cava, gambas y no sé qué más, porque yo con algunos entrantes y media cazuela de gambas al pil pil, ya estaba listo.
Apareció el rey por la pantalla y aseguro que no escuché nada de lo que dijo.


A las once a la cama a leer la bahía de los barcos perdidos que no se ni de quien coño es.
Ha sido una de las navidades que más me he zafado de su espíritu. No he visto ni un anuncio de colonia. ¡He cogido reflejos!

Búsqueda en Google de:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No esperes de mí la confrontación. A pesar de que la comunicación escrita es susceptible de malas interpretaciones, aclarémoslas como personas civilizadas..
¡Bienvenido seas a este rincón!